Candidatos del Frente de Todos se reunieron en el Congreso Nacional con Cardiocongénitas Argentina. Se comprometieron a tratar en el recinto la Ley Cardio, que reclaman desde 2014.

El edificio del Congreso Nacional es un laberinto con muchas puertas y varios pasillos, salidas a ninguna parte y entradas clausuradas. Las mamás de Cardiocongénitas Argentina vienen recorriendo esos intrincados caminos desde hace años.

Necesitan que se apruebe la Ley Cardio, un elemento que puede ayudar a aquellas personas que nacen con cardiopatías congénitas.

Según el sitio oficial del Hospital Garrahan, «La cardiopatía congénita es la malformación más común que puede tener un bebé al nacer: en Argentina cada año nacen 7.000 niños y niñas con esta patología. Son la principal causa de muerte en menores de 1 año, sin embargo el 95% puede solucionarse con diagnóstico y tratamiento oportuno«.

Firmaron una carta compromiso con candidatos a diputados y senadores del Frente de Todos, para tratar la Ley Cardio en 2020. El acto, en principio, iba a hacerse el Día Mundial del Corazón (29 de Septiembre) pero por razones de agenda, se corrió para el 15 de Octubre pasado.

Lamentablemente, en ese laberinto, a veces, se pierden las iniciativas que podrían mejorar la calidad de vida de la población.

Es la segunda vez que se presenta el proyecto de la Ley Cardio. La primera vez fue en 2015, llegó a la Comisión de Presupuesto con dictamen favorable de toda la Comisión de Salud. Ahí quedó, hasta que perdió estado parlamentario.

En marzo de 2018, ingresó el Expediente 410-D-2018 en la Cámara de Diputados de la Nación; fue presentado por la diputada Silvina Frana.

«Hubo un claro mensaje del gobierno de Macri de no tratar el proyecto, con lo cual perdió estado parlamentario. El 14 de Febrero de este año desde el bloque oficialista nos dijeron que no había intención política de tratarlo, por eso no nos tomamos la molestia de invitarlos», cuenta Lucía.

La presidente de la Comisión, Carmen Polledo, les dió dos motivos: que no legislaban por enfermedades, y que hay un programa nacional de Cardiopatías, creado en 2010. El bloque oficialista considera que con eso es suficiente, no hace falta la ley.

«Nosotras creemos que sí hace falta una ley, porque brinda la seguridad de que los pacientes no van a estar sujetos a recortes presupuestarios, que es lo que está pasando ahora, que hay un ajuste total en la salud pública. También entendemos que no hay ley que sirva, si no recuperamos el ministerio de Salud. Ese es el primer paso que se tiene que dar, sea quien sea que llegue al gobierno. No podemos no tener ministerio de Salud, es un insulto a cada uno de nosotros», declaró a La Bocina Lucía Wacsjman, una de las referentes de Cardiocongénitas Argentina.

En el Salón Néstor Kirchner del tercer piso, hay grandes fotografías. La que más me llega, es cuando fue al Colegio Militar a ordenar que bajen los cuadros de los genocidas.

Están presentes los candidatos Paula Penacca y Mariano Recalde. También el Dr. Oscar Trotta, que integró el Consejo de Administración del Hospital Garrahan.

La gran mesa se llena de mamás, que podrían contar historias tremendas. Pero que no se quedaron con la pena, decidieron luchar. Muchas son del Conurbano, otras de la Ciudad. Portan banderas que dicen «Cabeza Clara – Corazón Sororo – Puño Combativo». Y «#Apoyo Ley Cardio«

Myriam Saade (de Corazones del Sur) vino desde Chubut. Contó su caso, que estremeció a los presentes: «Apenas nació mi bebé, le detectaron la cardiopatía y había que trasladarlo al Garrahan con el avión sanitario. Como el avión sanitario no estaba disponible, fue en una avioneta, donde la incubadora se movía. Mi bebé, con apenas 12 horas de vida, ya estaba viviendo semejante travesía…».

El Dr. Oscar Trotta cuenta que en una ocasión, en el Garrahan, se analizó la factibilidad de hacer un transplante de corazón a un chico. «Pero como era pobre, vivía en casa de cartón y chapas, se decidió no realizarlo… A ese chico lo mataron por ser pobre«.

La primera en hacer uso de la palabra fue Luciana Bianchi, de Cardiocongénitas Argentina, quien sintetizó el reclamo del sector y el pedido a los candidatos.

Paula Penacca y Mariano Recalde firmaron el compromiso de tratar en el Congreso la Ley Cardio el año que viene, en una hoja con membrete del Frente de Todos.

El proyecto pretende brindar Protección Integral de las personas con Cardiopatías Congénitas, que incluye:
 
• Diagnóstico prenatal (Ecografía fetal con Evaluación Cardíaca/Ecocardiografía fetal)
• Diagnóstico neonatal (Oximetría de pulso)
• Traslado adecuado de la embarazada y/o del recién nacido
• Tratamiento en Centros Médicos acordes a la complejidad
• Acompañamiento interdisciplinario
• Evaluación y seguimiento a lo largo de toda la vida del paciente
• Capacitación de los profesionales
• Creación del Registro Nacional de Personas con Cardiopatías Congénitas a partir de datos públicos y privados
• Difusión y concientización acerca de éstas patologías
• Licencias a padres de pacientes y/o pacientes adultos
• entre otros..
 
 Apoyan este proyecto:
 
• Fundación por las Cardiopatías Congénitas (Santa Fe).
• Fundación por las Cardiopatías Congénitas Infantiles (Rosario)
• Cardiocongénitas Argentina (CABA)
• Fundación Latidos (La Rioja)
• Fundación Corazones Unidos (La Rioja)
• Asociación Esperanza al Corazón (Entre Ríos)
• Asociación de Adultos con Cardiopatías Congénitas (Córdoba)
• Grupo Corazón con Agujeritos (Catamarca)
• Grupo Cosechando Corazones (Cuyo)
• Grupo Corazones del Sur (Chubut)
• Grupo Latidos Diferentes (Santiago del Estero)
• Corazón y Aprendizaje ( Buenos Aires)
• Grupo Renacen Corazones (Tucumán)
  • Fundación Calma (Allen- Rio Negro)

Claudio Serrentino

Fotos: La Bocina