Negoción redondo debajo del viaducto del FFCC Mitre: un empresario coreano explotará los espacios bajo las vías durante 30 años, a un precio irrisorio.

En Octubre de 2013, el gobierno porteño empezó a planear la elevación de las vías del FFCC Mitre.

Recién se habilitó la posibilidad de concretar el proyecto a fines de 2014, cuando el gobierno nacional (de la mano del ministro Randazzo) habilitó la construcción de los primeros viaductos, en el FFCC San Martín y el Belgrano Sur.

En Septiembre de 2017 -ya con Macri en la Nación-  se iniciaron las obras, gracias a la cual se eliminan ocho pasos a nivel -Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe- y se habilitan dos nuevos cruces más seguros en las calles Echeverría y Roosevelt.

Se elevaron dos estaciones: Lisandro de la Torre, y Belgrano C., que están preparadas con nuevas boleterías, terminales más cómodas y espacios comerciales renovados.

La obra del viaducto de FFCC Mitre se inauguró el 10 de Mayo de 2019.

En el acto, estuvieron presentes el presidente Mauricio Macri, su ministro Guillermo Dietrich, la gobernadora de la provincia María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno de la ciudad autónoma, Horacio Rodríguez Larreta.

En esa oportunidad, el presidente dijo en su discurso:

«Me preguntaba qué hubiese sido si los gobiernos anteriores, de distintas banderías, se hubiesen comprometido a trabajar como un gran equipo, sin mezquindades, sin egos, con transparencia. ¿Qué Argentina tendríamos? ¿Por qué no hicieron estas obras? ¿Por qué prometieron obras y no las cumplieron? ¿Cuáles fueron sus prioridades? Y, ¿a dónde fue a parar el dinero de todos los argentinos? Muchas preguntas, muchas preguntas, y no tenemos respuestas«.

La transparencia de la que hacía alarde Macri entonces, parece haberse teñido de sospecha ahora: a través de la resolución RESFC-2019-429-APN-AABE#JGM, el empresario Sang Hak Choe dispondrá de 50 mil metros cuadrados en los barrios caros del norte de la Ciudad (Palermo, Belgrano, Nuñez), por los cuales deberá saldar $ 1.140.840.885 a lo largo de… 30 años.

Como si esto fuera poco, los primeros dos años son de «gracia», es decir: no paga un peso.

Choe es titular de la empresa Grand View; en esa zona, el metro cuadrado se cotiza a U$S 3.000. Pero el empresario consiguió semejante cantidad de espacio, a precio de ganga: pagará $ 60 por metro cuadrado.

La Asociación Civil Vecinos de Belgrano intentó oponerse a esta concesión, y presentó un reclamo apoyado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

La Administración Nacional de Bienes del Estado (AABE) desestimó las quejas vecinales «por impropias» y las derivó al Gobierno de la Ciudad.

Mientras tanto, el empresario coreano se apresta a negociar esos terrenos bajo las vías, y seguramente obtendrá ganancias con un simple pase de manos.

Así lo considera Jonathan Baldiviezo, del Observatorio por el Derecho a la Ciudad: «este no es un negocio para el Estado, sino para los empresarios que hacen de intermediarios y subalquilan esas tierras a empresas que terminan pagando todos los costos».

Es curioso que en la Ciudad de Buenos Aires sea carísimo acceder a una vivienda (alquilar,  y ni hablar de comprar); que los créditos UVA están asfixiando a las familias que se hipotecaron con ese sistema.

Y sin embargo, siguen apareciendo estas «oportunidades de negocio» con grandes beneficios y años de gracia.

Pero Choe obtuvo aún más ventajas: lo que está pagando, es un valor inferior al precio de base que había fijado la AABE. Y como todavía no está adjudicado, el precio podría seguir bajando todavía más

Una auténtica liquidación. Claro que la Ciudad no es del AABE ni de Choe, sino de TODOS.

¿Nadie en la justicia actuará de oficio? ¿Ningún dirigente de la oposición levantará la voz…?

Claudio Serrentino

Foto: Clarín