La comunidad educativa del colegio Rogelio Yrurtia no gana para disgustos. A todos los tropiezos que ocurrieron durante 2019, apareció otro: pretenden instalar una escuela primaria en el mismo edificio. Boicot a los nombramientos.

Hace un año atrás, docentes, alumnos y padres de la escuela Yrurtia estaban batallando para poder concretar la mudanza, que incluso llegó a suspenderse con el flete en la puerta del establecimiento.

Luego, fue el turno de las nuevas instalaciones: los servicios estaban conectados precariamente, había (y hay) aulas clausuradas. En pleno invierno no tenían calefacción, lo que provocó el «frazadazo» de los alumnos.

En el medio, el primer intento de ocupar el edificio de Juan B. Alberdi 4139 con otra escuela. En esa ocasión, pretendían que la Yrurtia comparta su edificio con la Escuela de Cerámica 1 de Almagro.

Debieron hacer un reclamo a la justicia. La jueza Elena Liberatori realizó una inspección ocular de la situación y exigió que el edificio se habilite de manera integral para la escuela Yrurtia.

La versión 2020 de este «polo educativo» (que en realidad significa amontonar dos escuelas en el mismo edificio) se renueva con la creación de una escuela primaria de doble jornada, que funcionaría en la misma sede del Yrurtia.

«Hay 100 aspirantes a ingresar que no tienen vacante, porque hay 20 aulas cerradas. Al estar cortos de espacio, se están dictando clases en los pasillos, esto fue verificado por la jueza cuando vino. A veces, hay que esperar a que se liberen las aulas para poder dar clase, hubo alumnos que estuvieron aguardando 40 minutos para cursar. Una docente decía que estamos peor que en el viejo edificio. No se puede planificar el ciclo lectivo con tranquilidad porque ya hay otro conflicto. Es muy desgastante, hay pibes que no quieren ir más a la escuela.», cuenta Mariano Fernández, del Foro Educativo.

El 26 de Febrero a las 13, en la escuela de Talcahuano 680, la comunidad educativa del Yrurtia buscará impugnar los cargos para la nueva escuela 23 DE 13, esa que el gobierno porteño pretende instalar en el mismo edificio de J. B. Alberdi 4139.

A las 18.30, en la puerta de la escuela, volverán a reunirse docentes, padres y alumnos para defender su escuela.

Claudio Serrentino

Foto: Construyendo Nuestro Yrurtia