Una carta enviada por un vecino al Consejo Consultivo, relata el padecimiento de su hija al contraer dengue. Resalta la falta de reactivos y el colapso en la atención del Hospital Velez Sarsfield.

«Tema Dengue

A los componentes de la Comisión de Salud.

a) Mi hija, de ocupación docente, ha sido afectada por el dengue.

b) Ante los primeros síntomas -fiebre alta, dolor del cuerpo, etc- consulta al médico vía telefónica, como es la modalidad actual. Al comentarle lo sucedido, le responde que es un cuadro típico del dengue, indica examen de laboratorio.

c) Realiza en forma particular el análisis, cuyo resultado, entre otras cosas, las plaquetas no están dentro de los valores normales, la médica indica un nuevo laboratorio específico con el reactivo para determinar fehacientemente lo que sucede.

d) Ante la insistencia de compañeras de labor, que debe concurrir para examen clínico al Hospital Velez Sarsfield, lo hace. Narra a la profesional que la atiende lo que le sucede, recibiendo la respuesta que se trata de dengue, pero que en ese nosocomio no cuentan con disponibilidad del reactivo para prestarle el examen de rigor, recomienda reposo en el domicilio, ya que ese lugar está desbordado de pacientes afectados por el dengue, no obstante debe volver si observa brote sobre la piel.

e) Se produce el referido brote y acude al Hospital Velez Sarsfield, en donde simplemente le responden que vaya a su obra social. Ello significa que no tienen personal médico para atender, o están -ya lo manifestaron- desbordados de pacientes con dengue.

f) Me pregunto, como vecino, puedo diplomarme con mis 82 años de antiguo, ya que nací en la misma casa que habito, Cortina 1724, qué hicieron las autoridades de la Comuna 10 para combatir este fenómeno del dengue, cuando es de público conocimiento que estamos invadidos por este insecto, sin poder contar con una estadística cierta de la cantidad de infectados por el dengue dentro del ámbito de la Comuna 10, en razón de -al no tener reactivos- es imposible que el plantel de médicos del Hospital Velez Sarsfield pueda obtener ese dato tan elemental y primario para la circunstancia.

g) Las calles sucias, no existe un rincón que no tenga basura, desperdicios de toda clase, más bien yuyos sobre las veredas, no hablan de los jardines últimamente fabricados para detener el tráfico vehicular, cuya variedad de especies de malezas los decoran, lo que en lugar de ser un adorno para embellecer la Ciudad con distintos matices de flores, son una constante producción de mosquitos. Las autoridades comunales, con una simple vista de la zona, podrán observar los aciertos de mis dichos.

f) En fin, yo participo y lo seguiré haciendo en la Comisión de Salud, para colaborar con la Comuna, haciendo notas sobre los errores y los aciertos. Pero como vecino, descalifico la atención al necesitado del Hospital Velez Sarsfield, que una vez que recurrí frente a una terrible emergencia, recibo la triste respuesta que no dispone de reactivos para realizar un análisis tan imprescindible en estos momentos de crisis sanitaria.

i) Por último, demos prioridad a la pandemia del coronavirus, pero no nos olvidemos del dengue».

Omar Gandini