El 10 de abril de cada año se celebra en la Argentina el Día del Investigador Científico, establecido en memoria del fallecimiento, ese día de 1971, del doctor Bernardo Houssay, y en reconocimiento de su decisiva influencia en el impulso al estudio de la ciencia en nuestro país.

Este año, la Fundación SALES ha destacado que la fecha adquiere especial relevancia ante el papel que numerosos investigadores argentinos están cumpliendo en asesorar al Estado en  la implementación de medidas para contener el coronavirus, y la búsqueda que simultáneamente  realizan en laboratorios para identificar  una terapia apropiada para esta pandemia, hasta ahora sin un tratamiento adecuado.

Desde hace más de 40 años la Fundación SALES centra su actividad en el apoyo financiero a investigadores del CONICET que realizan ciencia básica en el amplio espectro del cáncer, con recursos provenientes del aporte mensual de más de 110.000 donantes individuales, cifra que refleja el reconocimiento ciudadano a la tarea del investigador.

Bernardo Houssay, premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1947, fue el fundador del CONICET en 1955. En ese ámbito desarrolló sus investigaciones su discípulo Luis F. Leloir, Premio Nobel de Química en 1970, que recibió un decidido apoyo por parte de la Fundación SALES; hoy en día, la Fundación está apoyandoa investigadores educados en los lineamientos que forjaron ambos premios Nobel.

Fuente: Fundación Sales