La dirigente Cele Fierro denunció que el gobierno porteño compró 3.000 barbijos con sobreprecios » del 50 y hasta el 100% de su valor». También denunció que mientras faltan insumos en los hospitales, gastó $ 52 millones en adquirir granadas y balas de goma.

En medio de las pandemias de covid19 y dengue… el negocio. Es horrible hasta escribirlo, pero las resoluciones oficiales están.

 Una es la 115/SSASS/20, que con fecha 6 de Abril, «aprueba la adquisición de 15.000 barbijos «Mascarilla de Alta Eficiencia Tipo 3M». El monto de la operación es $ 45.000.000, es decir: $ 3.000 por cada barbijo.

En Mercado Libre, el barbijo 9332 FFP3 con válvula cuesta $ 2.700 cada uno, lo cual ya estaría demostrando el sobreprecio. Cualquiera que compre al por mayor logrará un precio muy inferior al que se paga por cada uno. Al aumentar la cantidad, baja el precio.

Pero el asunto se complica: según aclaró la mismísima firma 3M en un comunicado, el costo de uno parecido es de U$S 3.40 (+/- $ 300), es decir: diez veces menos que lo que pago el gobierno porteño.

Una investigación de la revista «Noticias» detalla que el mismo barbijo, importado desde la ciudad de Wuhan (donde apareció el virus) cuesta 8 dólares (+/- $ 700).

Aquí, la resolución oficial: ck_PE-RES-MSGC-SSASS-115-20-5845

Pero la denuncia no se agota con los barbijos. La dirigente de izquierda, Cele Fierro (MST-FIT Unidad) difundió otra resolución, a través de la cual, en medio de la crisis sanitaria generada por las pandemias de dengue y coronavirus, el gobierno porteño gastó $ 52 millones para comprar balas de goma y granadas antidisturbios.

El 3 de abril de 2020, se aprobó la Contratación Directa N° 2009/SIGAF/2020, para la adquisición de equipamiento  antidisturbios. 150 mil cartuchos de escopeta de balas de goma, casi 5 mil granadas. La contratación directa se realizó el 3 de abril, pero los materiales fueron recibidos con fecha 27 de marzo.

Al comparar esa contratación con lo denunciado por los trabajadores de la salud del Hospital Ramos Mejía -«necesitamos barbijos, guantes, camisolines»-, Fierro declaró: «no manejan la misma urgencia para responder a los reclamos de profesionales de la salud que están sin insumos ni elementos de cuidado en los hospitales».

“¿Millones gastados en equipamiento antidisturbios? ¿Sobreprecios en barbijos? Todo un escándalo. Hay que investigar a fondo esto, y tienen que caer los responsables. En medio de la crisis socio-sanitaria y esta ‘cuarentena administrada’, pensar en reprimir y hacer negocios con la compra directa, prueba en manos de quiénes estamos en esta crisis”, declaró Fierro en un comunicado.

Claudio Serrentino

Foto: Mercado Libre