El legislador del Frente de Izquierda- PO, Gabriel Solano presentó en la Legislatura un proyecto de ley que declara la emergencia sanitaria en los barrios más afectados, luego de registrarse un pico de indice de crecimiento de casos durante esta semana.

«Con todos los medios de comunicación centrados en la evolución de la pandemia del coronavirus, se ha disparado de manera silenciosa la epidemia del dengue en la Ciudad de Buenos Aires. Solo en la última semana se confirmaron 1029 nuevos casos, que marca un índice de crecimiento del 30% en una semana, según cifras oficiales publicadas en el último boletín epidemiológico del 10 de abril» afirmó Solano.

«El foco de los contagios está en las comunas de la zona sur donde se encuentran las principales villas de la Ciudad. El total de casos hallados en la comuna 8, 7 y 4 llega a los 1904 contagiados, lo que equivale al 60% del total. Si sumamos los casos de la villa 31, estaríamos cerca del 80% del total».

«Efectivamente, la extrema precariedad en las que más de 300 mil personas viven en las villas de la Ciudad sumada a la falta de políticas de prevención del Gobierno de Larreta, explican esta nueva propagación del dengue. No hubo campañas de descacharreo por parte del gobierno que impidiesen la formación de criaderos de mosquitos ni tampoco de distribución gratuita de repelente a las familias«. 

«Finalmente los barrios se encuentran con un sistema de salud cuya infraestructura e insumos no dan respuesta. Hemos recibido denuncias de vecinos y presentado varios pedidos de informes que no fueron respondidos. Posteriormente, un relevamiento completo de la situación de las barriadas populares le fue presentado personalmente a Horacio Rodríguez Larreta en una reunión convocada por el Jefe de Gobierno con los presidentes de bloque de la Legislatura. Nada se hizo, lamentablemente».

«La inacción ante el crecimiento del dengue no solo incluye a los gobiernos sino también a los grandes laboratorios. No existe interés en invertir en investigaciones que permitan la fabricación de una vacuna ya que la mayoría de los afectados son personas de bajos recursos. Otra vez, la centralización del conjunto del sistema de salud por parte del estado, que incluya también a los laboratorios y a la industria farmacéutica, es una condición para la defensa de la vida».

«Exigimos al gobierno disponer de una partida presupuestaria extraordinaria para realizar las tareas de descacharreo, limpienza y fumigación, la entrega de repelente gratuito y elementos de higiene y dotar de suministros y personal a los Cesacs que atienden a las poblaciones más afectadas» finalizó el legislador.

Fuente: Prensa Partido Obrero