Murió Ramona, colega y vecina de un barrio que queda cerca pero se vuelve absurdamente lejano. Porque las villas quedan lejos; tan lejos, como uno las quiera ignorar.

Hay porteños que se resisten a que las villas formen parte de “su” territorio. «¡Porque ellos intrusaron las tierras!» «¡Porque no pagan los servicios, viven de arriba!» «¡Porque no tienen para comer pero sí para ver Direct TV!»

Las absurdas razones por las que algunos reniegan de sus vecinos, podrían ocupar varias páginas.

Otros se detienen a pensar en las verdaderas causas del nacimiento y proliferación de las villas. El centro del país, naturalmente rico, puerta de entrada y de salida de TODO, bien les podría facilitar el laburo que en sus provincias o países de origen, escasea.

Y acá tratan de hacerse un porvenir, y vaya que lo hacen. Qué gran mentira es decir que las villas están llenas de vagos (algunos habrá, como los hay en todos los barrios, incluso en esos coquetos edificios del barrio de Retiro).

Está llena de gente de trabajo, que quiere tener su familia, su futuro. SU CASA.

Ellos hacen de todo, y tratan de hacerlo lo mejor posible. También se esfuerzan para que sus hijos tengan educación. Buscan el progreso. Como tantas familias de clase media, y media baja.

Pero ellos son mal vistos. Y si no alcanza con eso, se los ignora.

Así hicieron TODOS los gobiernos, el de Rodríguez Larreta es la última muestra. Pero así fue desde que volvió la democracia, HACE CASI 4 DÉCADAS.

¡36 años con gente viviendo sin agua potable a 10 cuadras de la Rosada, y a ninguno le importó!

La lista de los que no se ocuparon: Julio César Saguier (1983-1987), Facundo Suárez Lastra (1987-1989), Carlos Grosso (1989-1992), Saúl Bouer (1992-1994), Jorge Domínguez (1994-1996), Fernando de la Rúa (1996-1999), Enrique Olivera (1999-2000), Aníbal Ibarra (2000-2006), Jorge Telerman (2006-2007), Mauricio Macri (2007-2015), Horacio Rodríguez Larreta (2015, en la actualidad). Como se verá, de todos los partidos y tendencias.

Sin embargo… ¿Recién ahora, con la pandemia global circulando por Buenos Aires, se acordaron que NO TIENEN AGUA NI CLOACAS?

Y no me vengan con el verso de la jurisdicción, que pertenecía al Estado nacional, y demás excusas. Si hay 200.000 personas sin agua en tu ciudad, TENÉS QUE MOVER CIELO Y TIERRA PARA SOLUCIONARLO. Para eso ocupás ese cargo, para mejorar el nivel de vida de tu población.

Los políticos son rapidísimos para hacer declaraciones, para justificar la falta de hechos con una simple combinación de palabras bien ubicadas. La justicia casi nunca les reclama nada. Y mientras tanto, como en el caso de Ramona, la gente se muere, y todo queda cubierto por un manto de impunidad intolerable.

Porque a esto se le suma la complicidad de las corporaciones mediáticas, y la inacción de la corporación judicial, que protegen a la corporación política.

El resultado, catastrófico. El covid19 entró en las villas y el Estado no actuó como debería, fomentando la prevención, la higiene, para lo cual EL AGUA ES IMPRESCINDIBLE.

Lo dice Ramona una y otra vez, en esas grabaciones que -ahora sí- se pasan por horario central en los noticieros. “Nos piden que nos higienicemos, que nos lavemos las manos, pero nos falta lo fundamental: el agua”.

Lo simple y contundente de la frase lo dice todo. ¿Y los funcionarios?

El jefe de gobierno Rodríguez Larreta había presentado -por supuesto, en horario top por los canales de aire- las obras de “urbanización” en el barrio Padre Mugica (ex barrio 31).

Luego de pasear por media cuadra donde se habían colocado dos farolas, un banco de cemento y dos macetas, prometió que una vez por semana trabajaría en una oficina ubicada allí. Hace 10 días, los vecinos convocaron a una conferencia de prensa para preguntarse ante los medios cuándo viene Horacio…

En otro video, de hace más de tres (3!!) años, el jefe de gobierno brindó una entrevista a Telefé. Allí asegura en el minuto 0:52 que “ya empezaron las obras que no se ven, las cloacas; después de las cloacas viene el tendido eléctrico”.

Hoy, los vecinos del Padre Mugica siguen reclamando agua y cloacas, mientras los grandes medios no buscan a Larreta para preguntarle por los contagios masivos a causa de la falta de agua.

Enfrentan a la prensa sus soldados. El ministro de Salud Fernán Quirós había asegurado, la semana pasada, que las autoridades mantienen contacto telefónico dos veces por día con los infectados por covid en el ex barrio 31, “para saber cómo es su evolución”.

Ese mismo día, en diálogo con el programa radial “Popurrí” (Miércoles 10 a 11, FM 90.1) el dirigente de Barrios de pie Walter Córdoba desmintió al ministro: “eso es falso, no los llaman”.

Murió Ramona por covid. También murió Víctor, del comedor “Estrella de Belén”. Y otros, que lamentablemente, siguen engrosando las estadísticas.

A Ramona la despiden sus compañeros de la Garganta Poderosa:

“¿Cómo mierda se describe la tristeza, cuando vence la impotencia? Las villas estamos de luto por esta guerrera inmortal que seguirá de pie en las postas de salud, en los comedores, en la Casa de las Mujeres y las Disidencias, atendiendo, acompañando, abrazando a su comunidad. Ella, que tantas veces y de tantas maneras denunció la falta de agua. Ella, que miró a cada cámara, habló en cada micrófono, mostró, advirtió, rogó, lloró, gritó frente a tanta hipocresía. Ramona será siempre, el motor nuestro de cada día”.

Claudio Serrentino

Foto: La Poderosa