La Policía de la Ciudad secuestró más de 350 prendas y calzado con marcas apócrifas en los barrios de Liniers y Parque Avellaneda.

 Por la infracción a la ley de marcas (22.362), se le abrieron causas a los dos conductores de los autos en que se transportaba la mercadería. Los procedimientos estuvieron a cargo de las  Divisiones Eventos  Deportivos y Destacamentos y Autopistas, y el Departamento de Conductas Ilícitas de la Policía de la Ciudad, en colaboración con la Dirección General de Coordinación Operativa del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

Uno de los hechos se registró en la avenida Rivadavia al 11.600, en el ingreso al barrio de Liniers desde el oeste del conurbano, donde agentes procedieron a identificar al conductor de un Fiat Palio, en cuyo interior llevaba bultos con 24 pares de zapatillas con marcas truchas.

El magistrado dispuso el secuestro de los calzados por infracción a la ley de marcas y la detención del conductor.

El otro operativo se llevó a cabo en el peaje de la autopista Perito Moreno, en el barrio de Parque Avelleneda, donde con dos testigos se procedió a revisar un furgón Fiat Qubo que llevaba de bolsas de consorcio, que en su interior contenían 300 buzos, 100 remeras y 30 pantalones con logos falsos de marcas Adidas, Gola, Puma, Element, Vans y Quicksilver.

El juez dispuso labrar acta de infracción al conductor, quien portaba autorización para circular durante el período de aislamiento, y el secuestro de la mercadería.

Fuente y foto: Policía de la Ciudad