El comunero Fernando Moya resaltó la necesidad de que el plan Detectar llegue a la Comuna 10. El problema de la ausencia del Estado: ni el plan Detectar ni la ayuda alimentaria cubren la necesidad de los barrios que integran el distrito.

En diálogo con el programa “Popurrí -de poco, un todo-“, el comunero Fernando Moya resaltó la problemática que afecta a los vecinos de la Comuna 10 en materia sanitaria y alimentaria.

Moya recordó que “a 30 días de haber asumido, ya estábamos en la comuna con un brote de dengue fuerte, nosotros advertimos esta situación al Ejecutivo, pero el Ejecutivo no tomó ninguna medida extraordinaria, intentó mitigarlo como si fuera una situación ordinaria. Desde el bloque alertamos sobre esto, pero no hubo eco en un primer momento, y luego se vieron los resultados: el mayor pico de dengue del siglo”.

Respecto de la cobertura de salud del Hospital Velez Sarsfield, dijo que “hace tiempo que trabaja al límite, en parte porque el hospital no es de gran escala, entonces se acomodó para enfrentar la pandemia”.

“Había 13 camas para enfermos covid19, y después de una reingeniería se lograron sumar 2 camas más, que están ocupadas permanentemente desde hace tres semanas”, explicitó el comunero.

El comunero reconoce que “el Consejo Consultivo, a través de redes sociales, está saturado de reclamos, de la misma manera que estamos nosotros. A mí me llegan permanentemente reclamos históricos, de hace años. Lamentablemente, la falta de eficiencia en la gestión de otros años la estamos pagando ahora”.

Mientras el ministro de Salud porteño Fernán Quirós asegura en los grandes medios que «el plan Detectar funciona en todos los barrios», lo cierto es que la Comuna 10 depende de la Comuna 7 para analizar sus estudios. Es decir, el plan Detectar no funciona en ninguno de los seis barrios: Floresta, Velez Sarsfield, Villa Luro, Villa Real, Monte Castro y Versalles.

 “El plan Detectar lo pedimos informalmente a la presidencia comunal, no sé si formalizaron el pedido. Es importante porque es un plan de mitigación, que trata de acotar la expansión geográfica del virus. Y no queremos que se repita lo del dengue, que se empezó a expandir y después no hubo cómo pararlo”, explicó el titular del bloque del Frente de Todos en la Junta Comunal 10.

Respecto de la asistencia alimentaria, Moya resaltó que “elevé un pedido de mercaderías el mismo 20 de Marzo (día que empezó la cuarentena). Entiendo que presidencia lo elevó al ministerio de Desarrollo Social, pero no hubo ningún tipo de respuesta. Para que tengas una idea, como bloque recibimos 60 bolsones del 20 de Marzo a la fecha, y cada bolsón representa 2 ó 3 días de comida para una familia tipo, eso no le resuelve nada a nadie”.

El comunero reconoció la labor de los clubes de barrio, que se organizan para ayudar a las familias dándoles un plato de comida caliente.

“Queríamos hacer un grupo de trabajo, pero eso nunca se pudo dar, ni siquiera tenemos una computadora de uso exclusivo para los comuneros, en la oficina que tenemos no podemos juntarnos más de dos personas, no contamos con los instrumentos suficientes para hacer una gestión acorde a la necesidad de vecinos y vecinas”, dijo Moya en el aire de la FM 90.1.

“Las reuniones de comuneros se hacen de forma virtual, pero yo estoy todo el día en la calle en función de la emergencia, con casos covid19 positivos, donde al carecer de un dispositivo Detectar en la Comuna, dependemos de áreas programáticas distintas, vamos avisando a la presidencia comunal los casos que vamos detectando. Por eso el reclamo es que haya un Detectar en la Comuna para poder hacer un barrido territorial para casos sospechosos, y por otro lado, la asistencia alimentaria, que es un complemento necesario para que las familias puedan cumplir con la cuarentena”, contó el comunero.

Claudio Serrentino

Foto: Facebook Fernando Moya