El legislador Gabriel Solano cuestionó el informe semestral presentado por el jefe de gabinete en la Legislatura. «No dijo una palabra sobre la compra de barbijos con sobreprecios a una empresa vinculada a su hermano», denunció. También dijo que es falsa la cantidad de camas de terapia intensiva que informa el gobierno».

El legislador del Frente de Izquierda – PO Gabriel Solano, realizó fuertes cuestionamientos a la presentación del Jefe de Gabinete Felipe Miguel en la Legislatura.

“No dijo una palabra sobre una cuestión fundamental: la compra de barbijos con sobreprecios a una empresa vinculada a su hermano. Mientras los trabajadores del gobierno de la Ciudad se juegan la vida combatiendo la pandemia en hospitales y villas, los funcionarios aprovechan para hacer negociados que benefician a sus familiares y amigos” cuestionó.

“El Jefe de Gobierno nos vino a contar un cuentito, cuando debiera responder por la situación en los hospitales, donde los trabajadores denuncian que trabajan al límite de la saturación, que es falsa la cantidad de camas de Terapia Intensiva que informan desde el Ministerio. Muchas de esas camas son precarias, sin equipamiento ni personal adecuado, lo que aumenta la tasa de mortalidad de los pacientes que son atendidos allí. Señor Jefe de Gabinete, lo desafío a ir mañana mismo a cualquier hospital y que verifiquemos quién dice la verdad, si el gobierno o los trabajadores” planteó Solano.

“Vengo a exigir que su gobierno cumpla con la paritaria firmada a los docentes. Son los que garantizaron las clases virtuales en las pésimas condiciones en las cuales los abandonó el gobierno, sin darles computadoras ni conectividad, ni para ellos ni para los estudiantes. Y ahora mientras les agradecen desde las conferencias de prensa, les vienen a robar parte del salario comprometido. Parece que en este país la única seguridad jurídica es para Blackrock” continuó Solano.

“Lo mismo ocurre con los trabajadores que están al frente de los comedores de las organizaciones sociales, que siempre son denostados por su gobierno, pero que ahora les “agradecen” que le den de comer a decenas de miles de personas. Señor Jefe de Gabinete, basta de agradecimientos hipócritas, esos trabajadores cumplen una función que le compete al Estado, lo que debe hacer el gobierno es reconocerlos como esenciales y darles un salario igual al de un trabajador municipal como proponemos desde el Frente de Izquierda”.

“El gobierno de la Ciudad ha encarado la pandemia de la única manera que sabe: descargando sobre los trabajadores precarizados y mal pagos la atención. Desde el Frente de Izquierda planteamos una orientación opuesta: aumentar el impuesto a los Ingresos Brutos a los bancos, el sector financiero, los especuladores inmobiliarios para tomar las medidas de fondo que requiere la gigantesca crisis que estamos atravesando”, declaró Solano.

Foto: Télam