En el marco de una investigación llevada a cabo por la fuerza porteña, la Policía de la Ciudad desbarató una red de mujeres que drogaban a sus víctimas para luego robarle las pertenencias, tras acordar previamente una cita por redes sociales.

Personal de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 14 de la Policía de la Ciudad llevó a cabo en los últimos días dos allanamientos en los domicilios de dos mujeres que habían sedado y robado las pertenencias a sus víctimas.

Uno de los allanamientos se realizó en Parque Avellaneda, mientras que el otro se llevó a cabo en Constitución.

Ante la denuncia de dos hombres sobre dos mujeres que mediante el uso de la aplicación de las redes sociales Tinder, Facebook e Instagram organizaban salidas con hombres para luego dormirlos mediante drogas y robarle elementos de valor, el personal de la Policía de la Ciudad inició una investigación para dar con el paradero de las delincuentes.

Gracias a las tareas realizadas por el personal policial, se logró encontrar a la delincuente de 18 años que se mudaba de domicilio con frecuencia y se halló también la casa de la segunda imputada, una mujer menor de edad.

También se pudo establecer que las mujeres tenían varios perfiles en las mencionadas redes sociales.

Con la información recabada, la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional Número 55, a cargo del doctor Troncoso y ante la Secretaría Única, le ordenó allanar en simultáneo los dos domicilios.

Los oficiales de la Policía de la Ciudad se dirigieron al primero de ellos ubicado sobre la calle Derqui al 4.400, en el Barrio Cildañez, donde encontraron tres frascos de Clonazepam, pastillas, recetas en blanco selladas, jeringas, ropa, mochilas, un reloj importado, pulseras de oro, una balanza de precisión, dos teléfonos celulares, una Tablet, chips de teléfonos y varios elementos denunciados como robados. Además, se encontró documentación de otras personas que luego fueron contactadas y que explicaron que fueron víctimas de robos bajo la misma modalidad.

En ese mismo domicilio, se procedió a la detención de una de las imputadas, una mujer argentina de 18 años, que fue trasladada a la Alcaidía de la Comisaría Vecinal 14 A de la Policía de la Ciudad.

En la segunda vivienda, ubicada en la avenida Entre Ríos al 1.600, se encontraron dos teléfonos celulares con las pantallas bloqueadas y sin memorias, ropa visualizada al momento de los hechos, cinco teléfonos más, una tablet, una ampolla de suero, pastillas de Rivotril, documentación y tarjetas a nombre de otras víctimas.

Allí se identificó a la imputada menor de edad, a la cual, siguiendo las órdenes del magistrado, se le leyeron los derechos en virtud de la Convención de los Derechos del Niño y le explicaron la obligación de presentarse en el juzgado cuando sea citada, no pudiendo ausentarse más de 48 horas seguidas de su domicilio.