A poco más de un año del hecho que le costó la vida a la agente de tránsito Cinthia Choque, el jefe de gobierno “agradece” a las mujeres que custodian las calles de Buenos Aires. Qué se esconde detrás de la «simpática» foto.

Dice la información oficial que el jefe de gobierno Rodríguez Larreta y el secretario de transporte Juan José Méndez, “agradecieron a mujeres del Cuerpo de Tránsito su compromiso con la seguridad vial”.

La gacetilla es muy breve, y sólo agrega que “Actualmente el 54.7% de los Agentes de Tránsito de la Ciudad son mujeres”.

Como casi siempre, la versión oficial muestra un hecho, y esconde otros.

Es que la propaganda, el proselitismo, el oportunismo, no tienen memoria.

El 8 de Septiembre de 2019, la agente de tránsito Cinthia Choque murió asesinada por el conductor Eugenio Veppo, quien la atropelló para esquivar un control.

Aquel doloroso hecho permitió ver otros, también dolorosos: los agentes de tránsito de la Ciudad más rica del país no estaban “en blanco”, lo que se conoce como “precarización laboral”, ya que los trabajadores no tienen derechos elementales.

Cinthia –y muchos de sus compañeros- debía facturar como monotributista $ 25.000 por mes, trabajaba en turnos de 7 y hasta 12 horas diarias (incluídos los fines de semana), y no le pagaban aguinaldo.

Entonces se supo que el Estado porteño era un gran empleador “en negro”: de los 2.750 agentes de tránsito, sólo 900 estaban registrados como tales. El resto eran monotributistas.

La difusión pública de estos hechos, por supuesto, no rozó a Horacio Rodríguez Larreta, convenientemente protegido por su blindaje mediático. Lo cual lo animó a “limpiar” del Cuerpo a los díscolos, que habían organizado protestas.

El gobierno porteño despidió a 60/80 agentes, y esa drástica decisión motivó un conflicto judicial.

Hace unos días, la justicia ordenó reincorporar a los despedidos, y “efectuar el pase progresivo de cada Agente de Tránsito contratada, a la planta transitoria”.

Lo mismo había fallado en dos ocasiones anteriores, en Febrero y Agosto de 2020, ambas resoluciones judiciales fueron ignoradas por las autoridades.

Precarización, trabajo en negro, despidos. Todo eso se esconde detrás de la aparentemente simpática foto, en la que Rodríguez Larreta se codea con una agente de tránsito.

Claudio Serrentino

Foto: Prensa GCABA