Más de 600 vecinos marcharon desde Eva Perón y Piedrabuena, hasta el ministerio de Desarrollo y Hábitat porteño.  La movida fue encabezada por integrantes de la Junta Comunal 8 y organizaciones sociales y políticas. Reclamaron la entrega de computadoras, conectividad para los alumnos, que no se recorte la asistencia alimentaria, y que se terminen las obras en el hospital Grierson.

En la Comuna 8, la pandemia castiga a los vecinos. Y la indiferencia del gobierno porteño los complica aún más.

En un contexto donde muchos de los que trabajan cobran menos, y otros han perdido sus empleos, al Gobierno de la Ciudad se le ocurrió efectuar un «recorte» sobre los kits de limpieza que reparte entre las familias más necesitadas, elementos primordiales para combatir el contagio del covid19 y otras enfermedades.

La Comuna 8 está integrada por los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo, una de las zonas más carenciadas de la Ciudad. Es allí donde el Estado debería estar más presente que en ningún otro lado.

Sin embargo, recorta y además, no cumple con su palabra: había prometido la entrega de computadoras a alumnos que no tienen, con el imprescindible acceso a internet para poder cursar. No están ni las computadoras, ni la conectividad.

Este distrito no tiene hospital: pese a lo dicho varias veces por los jefes de gobierno Macri y Larreta, el Grierson no cuenta con la infraestructura necesaria para atender cuadros de salud complejos.

El Frente de Todos reclama su terminación, «ya que hace años se vulnera el derecho a la salud de los vecinos de la Comuna, quienes no cuentan con acceso a salud pública de calidad«.

¿Será casualidad…? La Comuna 8 está encabezada por Miguel Mope Eviner, opositor a Juntos por el Cambio.

La marcha hacia el ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño se realizó el Martes 10 de Noviembre, y participaron más de 600 vecinos. 

La ministra María Migliore no los recibió, pese a que el reclamo estaba encabezado por un órgano ejecutivo de su mismo gobierno, como lo es la Junta Comunal 8.

La pregunta es: ¿para qué se trasladó el ministerio al edificio conocido como «elefante blanco» -supuestamente para «estar más cerca» de los problemas- si cuando los vecinos van a plantear problemas, no los reciben?

Los cuatro comuneros del Frente de Todos que integran la Junta Comunal, anunciaron que, como no hubo respuesta por parte de la ministra, «se ha tomado la decisión de iniciar un plan de lucha colectivo, con asambleas y reuniones vecinales, siempre con la voluntad de seguir intentando alcanzar una mesa de diálogo con los representantes de la Ciudad, para poder construir una Comuna más justa, donde todos los vecinos puedan disfrutar de un mejor lugar para vivir».

Claudio Serrentino

Foto: Frente de Todos