La escuela pública aloja a todxs sin distinción social, económica, religiosa o cultural y en todos sus niveles y modalidades.
 
La escuela pública de calidad es una elección, un derecho para todxs y no un lugar destinado a «caer» en ella por necesidad.
 
El GCBA subejecuta el presupuesto educativo cada vez más. Desde el año 2008 y a lo largo de toda su gestión (hoy es el más bajo de la historia). El GCBA debe arbitrar todos los medios económicos necesarios para crear nuevas escuelas y garantizar el derecho a la educación pública, laica y gratuita para todxs desde los 45 días.
 
El fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad es arbitrario, contrario a la Constitución de la Ciudad y obsecuente con las decisiones políticas del GCBA, resultando una grave afrenta contra la división de poderes.
 
La ciudad elude su responsabilidad considerando vacantes faltantes solo las referidas a la etapa de obligatoriedad, negando la información sobre las inscripciones desde los 45 días, a la que no se puede acceder por realizarse “on line” (método de inscripción que genera situaciones conflictivas en todos los niveles y modalidades educativas).
 
Esta falta de información y transparencia nos impide remitirnos a los datos necesarios, siendo nuestra fuente las mamás con sus bebés que se acercan al Consejo para reclamar por la falta de vacantes para sus niñxs, la preocupación de las conducciones de las únicas dos instituciones públicas de nivel inicial que atienden esa demanda, con las que hablamos, y la existencia de sólo dos salas de lactario, tres salas de 2 años y cuatro para 1 año en toda la Comuna.
 
Consejo Consultivo Comunal 10
Comisión de Educación y Cultura
Foto: Prensa GCABA