Vecinos Unidos por Boedo y Parque Chacabuco denuncian que el Gobierno de la Ciudad impulsa una consulta vía mail y mensaje de texto, «que es un atropello a los vecinos».

Los vecinos que se oponen a la instalación del nuevo estadio de San Lorenzo en el barrio de Boedo, están librando una batalla desigual: no sólo se enfrentan al fanatismo futbolero, sino también a casi todo el arco partidario de la Ciudad de Buenos Aires.

Una de las pocas veces que el oficialismo (Juntos por el Cambio) y la oposición (Frente de Todos) coincidieron en la Legislatura, fue para aprobar «la vuelta de San Lorenzo a Boedo».

Vecinos Unidos se oponen al regreso porque «un Estadio en nuestro barrio atenta contra el Medio Ambiente y contra nuestra Calidad de Vida«.

De ello pueden dar fe los vecinos de Villa Crespo, que hasta el inicio de la pandemia, padecieron -y padecerán- el Mega estadio Movistar Arena, propiedad del diario «La Nación».

Los miles de personas que concurren a los eventos, estacionan y hacen sus necesidades en cualquier lado, a lo cual hay que sumarle el vandalismo y las interrupciones en la circulación del tránsito, entre otras desventajas.

Los de Boedo y Parque Chacabuco lanzaron una juntada de firmas para reclamar una «consulta popular sectorizada, obligatoria y vinculante» para quiene vivan alrededor del predio en cuestión.

Es a través del sitio change.org (en este link se puede firmar), y ya sumaron casi 50.000 firmas, que presentaron ante las autoridades legislativas.

Ahora, el gobierno porteño lanzó una «consulta» vía e-mail y mensaje de texto.

Dicen los Vecinos Unidos: «esta ‘consulta o encuesta’ es simplemente una vergüenza, un atropello más a los vecinos. Esta ‘Participación Vecinal’ originada por el gobierno es descabellada, es tramposa. Da por sentado la construcción del Estadio y sólo pide que los vecinos digamos si queremos una biblioteca, un museo, bares, restaurantes, cámaras de seguridad, escuela primaria, jardín maternal, espacios verdes, etc. No da la opción para expresar si queremos o no queremos un Estadio. Estamos a favor de la construcción de escuelas, espacios verdes, etc,; pero NO queremos es un Estadio».

«En esta ‘Participación vecinal’ engañosa puede participar cualquier ciudadano que viva en la Ciudad de Buenos Aires, sabiendo perfectamente que hinchas de San Lorenzo hay por todos los barrios y sabiendo perfectamente que los vecinos perjudicados somos los que vivimos en las cercanías del predio, no los vecinos que viven en Palermo o Recoleta o Villa del Parque por ejemplo. Esta encuesta no es lo que solicitamos los vecinos de Boedo y Parque Chacabuco», aclaran.

Los Vecinos Unidos por Boedo le piden al jefe de gobierno Rodríguez Larreta que se realice «una CONSULTA POPULAR sectorizada, obligatoria y vinculante, dentro de las 10 cuadras a la redonda del predio. Y que se realice ANTES de la votación de segunda lectura».

Claudio Serrentino

Imagen: Vecinos Unidos por Boedo y Parque Chacabuco