«Las prioridades de los gobernantes, no son las mismas que las de la sociedad»

El director del Hospital Rocca, Dr. Fernando Cichero, difundió una carta en la que critica cómo fue manejada la crisis sanitaria generada por el covid19, con duros conceptos hacia la dirigencia política.

Este es el texto de la misiva:

Pandemia política y sueldos médicos

Hace 8 meses escribía sobre la diferencia del salario entre un director de un hospital público y los diputados y senadores. Como todos deben suponer, no tuvo la más mínima repercusión en el Congreso. 

Hoy, a principios del 2021, la situación claramente ha empeorado. Por una cuarentena que fracasó, somos el doceavo país en casos y muertos, y encima destruyó la economía y la educación (en mi caso particular, por ejemplo, tengo dos hijos que estudian en la facultad, mi esposa trabaja en una empresa y yo doy clases: éramos 4 personas en simultáneo con computadoras funcionando y con internet de alta velocidad. ¿Alguien serio me podrá decir cómo, una familia humilde del conurbano con 4 hijos podría hacer lo mismo cuando, en realidad, esto debería ser una situación habitual y accesible para toda la población?). 

El trabajo en la salud es cada vez mayor debido a que atendemos a los enfermos por COVID y los que padecen otras enfermedades. Estamos exhaustos, casi nadie se ha tomado licencia y en el último mes siguen aumentando los casos, producto del velatorio de Maradona, las manifestaciones por el aborto, lo ocurrido en La Salada y lugares de compra populares, las fiestas clandestinas, etc. 

Pero nos hablan de cerrar las fronteras y nadie responde que el problema está adentro no afuera. El Gobierno se hizo el distraído y no frenó ni controló ninguna manifestación, generó una épica con la campaña de vacunación, que está llegando a cuenta gotas, con una vacuna que muy pocos países usan. Y además no se dice que el resultado de protección se va a ver en un año aproximadamente. Pero, por sobre todo, no aumentan los testeos

En la Ciudad de Buenos Aires los profesionales de la salud, venimos peleando por un aumento digno en nuestro trabajo, tuvimos que hacer un paro y así visibilizar el problema, por supuesto, sin descuidar la atención sanitaria. Y aconteció un hecho gravísimo: un colega murió en la última movilización en pleno reclamo justo el 3 de diciembre que es el dia de los médicos

Lectores, imagínense la situación de un médico obstetra, con 30 años de experiencia, ¿por qué debe estar gritando por la calle por su salario en vez de dedicarse a atender a 2 seres humanos en el hospital? o estar festejando con sus colegas, ¡esto es tremendo!, pareciera que las prioridades de los gobernantes no son las mismas que las de la sociedad y, asociado, falta solidaridad. 

Les doy algunos ejemplos: 1) los paros salvajes del personal de Aerolíneas Argentinas que dejaban varados a millones de pasajeros. Durante la cuarentena pasaron 6 meses en los que no trabajaron y cobraron el 100% de su salario y ahora les dieron un 25 % de aumento. 2) La señora vicepresidenta hizo juicio para cobrar 2 pensiones más el retroactivo, pero en su carta del 9 de diciembre no agradece, una sola vez, por el esfuerzo y el sacrificio de los que trabajan en salud. Si ella reclama por sus pensiones, ¿no debería solidarizarse con nuestro reclamo? 3) Las prepagas no pueden aumentar sus cuotas y argumentan que hubo un 45% de inflación, pero en promedio pagan una consulta médica por 260 $ y, sumado a eso, muchísimos prestadores privados van a vacunar a sus empleados en el sistema público por no tener capacidad. 4) El señor Presidente de la Nación defendió varias veces a un ladrón como Boudou, condenado por 16 jueces, y le retiró a CABA los fondos de coparticipación para pasárselos a la Provincia de Buenos Aires. ¿No debería haberle planteado al Jefe de Gobierno de CABA que le dejaba una parte para solventar los gastos de salud, ya que los 33 hospitales de la Ciudad atienden normalmente de un 30 a un 50% entre consultas e internaciones de pacientes del Conurbano?  5) En la Provincia de Buenos Aires hay 73 hospitales y 70 diputados nacionales; en CABA, hay 33 hospitales y 25 diputados. Pero a eso hay que sumarle entre 8 a 10 asesores por edil, o sea, más de 760 funcionarios en solo 2 distritos. Cuando se asume la dirección de un hospital, nosotros no nombramos a ningún asesor y, sin embargo, continuamos trabajando normalmente con el recurso previamente existente.

Estoy seguro de que la mayoría de los diputados no tendrían ni la menor idea de cómo dirigir un hospital, si, en muchos casos, para ser diputado solo alcanza con ser la hija o el hijo de, o tener solo 19 años, a lo sumo haber terminado la Secundaria. Eso sí, se pasan años aprendiendo a ser un cuadro político o, mejor dicho, ser un rosquero o rosquera con cara de piedra, como el diputado Massa, que perjuró que jamás transaría con La Cámpora, y ahí lo vemos ahora bien cerca de Máximo y compañía. Si una médica o médico se equivoca, tiene que demostrar que no cometió mala praxis, le caben responsabilidades civiles y penales, más si está en una dirección hospitalaria. Un diputado o senador se puede equivocar, puede ser que lo que vote sea una barbaridad, pero siempre se respaldan con la frase “Lo he realizado con la más profundas de mis convicciones”, y la ley no puede penarlo.

En esta pandemia, se ha demostrado que el personal de salud, con las/os médicas/os a la cabeza, no es esencial, es imprescindible. Pero los gobiernos y sus poderes legislativos no han demostrado ningún sacrificio que sea alentador para ese colectivo de la salud que le da pelea a este virus y a cualquier enfermedad que se presente. 

Los que hacen y viven de la política deben entender que la salud es el bien más importante, y a los que nos formamos para tratar y cuidar de los enfermos, nos deben cuidar con buenas retribuciones económicas, para poder trabajar, estudiar, seguir formándonos, investigar, y también descansar

Legisladores, no tenemos receso de verano, la mayoría vivimos de trabajo ordinario y extraordinario todo el año. Voltaire nos dejó una frase muy elocuente: “La política es el camino para que los hombres sin principio, puedan dirigir a los hombres sin memoria”. Esperemos que la sociedad argentina tenga memoria.  

Prof. Dr. Fernando Cichero
Director Hospital Rocca
Jefe de Dpto Cirugia Hospital J. Fernández
Ministerio de Salud 
Gobierno de la Ciudad Autónoma de Bs. As.
MN 84192
Foto: Anred

También te puede interesar