Vacunate en la Ciudad… si podés

Mientras algunos poquitos pueden vacunarse gracias al tráfico de influencias, miles de personas mayores de 80 están durante horas frente a la pantalla, o llamando al 147, penando por un turno para recibir la vacuna contra el covid19.

El sitio de Facebook del Consejo Consultivo Comunal 10 resume la experiencia:

“A las 13.40 hs. comenzamos con tres dispositivos y el teléfono de línea para el 147. A las 14 la página estaba habilitada y 14.10 colapsó, cada 10 minutos entrábamos y recién pudimos inscribir a mí suegra a las 17. Logramos comunicarnos al 147 15.30 luego de 1 hora 30 minutos. Cuando al fin contestó un operador, pidió todos los datos y la nueva espera fue de media hora, para concluir la llamada diciendo que el sistema había colapsado. Terminé mi odisea a las 21 ya que necesitaba anotar a tres personas más mayores de 80 años. Preguntó? Si no tienen a nadie que los pueda ayudar, cómo se anotan?

Como le faltan el respeto a nuestro abuelos en esta ciudad en la que no respetan a nadie».

Ahora bien: ¿era esperable que ocurriera esta lamentable situación? Obviamente sí, cuando desde todos los medios se informaba que la inscripción se abriría el 19 de Febrero a las 14.

La avalancha de personas mayores de 80, y sus familiares, provocó el colapso de la página, y del teléfono del Gobierno de la Ciudad. Algo evitable, si se hubiera tenido vocación de servicio y se hubiera pensado más en la necesidad de la gente, y no en la propaganda fácil.

Desde el Twitter oficial, se atajaban diciendo:

Mientras la incertidumbre y la desesperación ante la incomunicación abrumaban a miles de porteños, los grandes medios están enfocados en otra temática, que lamentablemente, se complementa con ésta: el vacunatorio vip instalado en el Ministerio de Salud de la Nación, al que sólo podían acceder allegados a ciertos funcionarios.

Es decir: por un lado el amiguismo, que como una plaga se va extendiendo por todo el país y va vacunando –o no- según las influencias, y por otro la ineptitud, la falta de vocación por brindar un servicio público eficiente y accesible para todos, se confabulan para que miles de ciudadanos se sientan desamparados, estafados, abandonados a su suerte.

Por supuesto, esta falla en el sistema de inscripciones del Gobierno de la Ciudad no merece la atención de los grandes medios, y nadie se atrevió a preguntarle al jefe de gobierno por esta cuestión. Menos ahora, dedicados por entero a revolver entre la mugre del vacunatorio vip.

Claudio Serrentino

Imagen: Twitter GCABA

 

También te puede interesar