En 2020, se creó la Junta Promotora que procurará fundar los Bomberos Voluntarios de Monte Castro. Pablo Pascual está buscando sede, para poder iniciar la labor en el barrio. Es bombero voluntario como su padre, de 93 años.

Pablo viene de familia de bomberos: “somos tres hermanos, tres varones, donde el primero entró en la década del 70 a Bomberos Voluntarios de Bernal y bueno, después le siguió el segundo que ingresó a Bomberos de Quilmes y yo ingresé allá por el 80 a los Bomberos Voluntarios de Quilmes”.

“Somos bomberos voluntarios por las ganas de ayudar y estar presentes”, dice Pablo. ”Como corolario de mi carrera ya, lo que quiero hacer es la fundación del Cuerpo de Bomberos y por eso me agrupé con diferentes personas de la localidad que querían el cuartel de bomberos”.

Pablo, de 52 años, explica que “según la Inspección General de Justicia hay que crear hay que crear una junta, una comisión promotora, de esa comisión promotora van a buscarse personalidades, cualquier persona del barrio que quiera participar en el órgano fundacional, o sea en la comisión directiva”.

El acto fundacional fue el 28 de diciembre de 2020 a las 19:30, en el patio de la Iglesia de San Pedro Apóstol. “El párroco Aquino nos dio lugar, hicimos la fundación del cuartel de bomberos, donde hubo muchos vecinos que han venido a atestiguar la fundación y han firmado el acta constitutiva como testigos de la fundación del cuerpo de bomberos, y quedó conformada la primera comisión directiva. Así que, digamos que al momento es un hecho, ya está fundado el cuartel de bomberos, pero como todo lleva un proceso de selección de personal, la instrucción, y después corresponde a defensa civil y emergencias de Ciudad de Buenos Aires darnos la operatividad, bueno, esto va a llevar un año porque hay que preparar a la gente, al personal”, cuenta Pablo.

Un requisito fundamental para los futuros bomberos, es “estudiar o trabajar, o estudiar y trabajar. O sea, porque a veces se piensa que bombero voluntario es un antro donde no hacer nada y van. No, el que no estudia no entra. El que no trabaja, se da licencia hasta que consiga trabajo. En cuanto me bajan la calificación de las escuelas van a ser suspendida su actividad hasta que levanten las notas porque como padre de familia y como padre de familia en el cuartel de bomberos tengo responsabilidad sobre los chicos entonces esto es para que los papás se queden tranquilos y las mamás que cuando vienen a anotar a un menor al cuartel sepan que también desde el cuartel le fomentamos el estudio y el trabajo”, aclara Pablo.

El cuartel estará integrado por los bomberos que apagan incendios, y aquellos profesionales que colaboren con el cuartel, pero que no apagan incendios. Están buscando postulantes, convocan a personas de entre 17 y 40 años, deben escribir al mail quieroserbomberodemontecastro@gmail.com.

El problema más grave es encontrar una sede. Por ahora, funcionan en el local del presidente Carlos Gramático (Gramma Seguridad, Juan B. Justo 7710).

Pero… les urge conseguir un lugar físico donde instalar el cuartel: “Necesitamos un lugar. Alguna que otra persona dijo: un local en el centro, un local, lo que sea pero en el centro obviamente que eso un, plata para la persona que lo alquila y sería malo que pierda esa posibilidad. Alguna casa abandonada, alguna casa que es del tío del alguien y que tenga miedo que se la usurpen. Bueno, se las presta a los bomberos, los bomberos se la van a cuidar, se la van a pintar y ¿me entendés? Y cuando quiera se la va a devolver los bomberos. Un lugar, una casita, no sé, hasta un garaje, mirá lo que te estoy diciendo pero necesitamos realmente la ventana. O sea, tenemos que estar ventana a la calle para plantar la bandera, plantar los carteles y que la gente vea que están los bomberos ahí”.

Pablo dice que están muy motivados, en la comisión directiva participan licenciados en seguridad e higiene industrial, “personal preparado en leyes porque imaginate, cada cuartel tiene su escuela de capacitación y tenemos una escuela de capacitación muy linda y preparada para empezar a dar clases. Queremos empezar en marzo, siempre y cuando la prorrogativa de la pandemia nos permita juntarnos aunque sea al aire libre a hacer las instrucciones o según la normativa que exponga el gobierno porque no vamos a contravenir nada que tenga que ver con la salud”.

El curso para los futuros bomberos durará un año, y tendrá diferentes módulos, “venimos con gente de mucha experiencia que la estamos volcando a este cuartel nuevo. O sea, el que menos tiene son 15 años de bomberos, los que nos acompaña entonces imagínense que ya hemos pasado por etapas malas, hemos pasado el fracaso de alguna cosa, de alguna índole y bueno, ahora está todo pulido” explica Pablo.

La solidaridad está omnipresente en la charla: “los vecinos quieren ser bomberos y quieren ayudar también a ese cuerpo de bomberos de la Ciudad, como hace 136 años lo viene haciendo el cuerpo de bomberos voluntarios madre, que es La Boca, en la Capital Federal. Mucha gente nos cuestionó por qué crear un cuartel de bomberos voluntarios, pero primero: es un derecho que tenemos los civiles de crearlo, la ley nos ampara y no hay más linda cosa como ejemplo, La Boca fue un cuartel de bomberos que se creó allá en 1884, un 2 de junio, y hoy son más de 1000 cuarteles en todo el país”.

Cuenta Pablo que “los ingresos de bomberos voluntarios, de todos los bomberos voluntarios del país, son a través de socios y quizás, alguna rifa que el cuartel haga. Por lo pronto, vamos a largar una campaña de socios, de colaboradores hacia la institución, que van a ser de muy poco dinero, no van a subir, la cuota social no va a subir de $ 200”.

El equipamiento de un bombero ronda los $ 120.000: bota, chaquetas,  pantalón, guantes, las mojitas que llevan para la protección facial, y el casco.  Y todavía faltan manguera, autobombas y demás…

Los  bomberos voluntarios tienen un subsidio, que se recauda a través de las cuotas de los seguros: un porcentaje que va para bomberos voluntarios, para el mantenimiento y sostenimiento de los cuerpos de bomberos voluntarios.

Es decir: ese subsidio lo pagamos los ciudadanos, los factura el seguro y lo reparte el Estado. El gobierno de Macri intentó quedarse con el 40% de ese subsidio a través de un decreto, que el mismo presidente debió derogar rápidamente.

INCENDIO!

   “El primero que llama es el damnificado o el vecino del damnificado porque a veces, el damnificado no ve que se le prende fuego la casa”, cuenta Pablo. “La autobomba va a salir aunque sea con lo que tenga. Los bomberos voluntarios dan el servicio con el material que tengan y las posibilidades que tengan. Vos fijate, salen dos bomberos pueden hacer algo porque quizás, vos me decís, sí, pero vos me decís no pueden tirar agua y apagar un incendio. No, pero quizás pueden hacer al rescate, antes de tirar agua”.

¿Convocarán a los bomberos a través de sirenas? “En este caso, Monte Castro no está previendo sirenas todavía, ¿por qué? porque todos tenemos celular y hay ciertas aplicaciones que con un mensaje en el celular automáticamente la persona lo recibe, y puede comunicar si va al incendio o va al cuartel, y en la base nos salta enseguida cuánta gente vamos a contar”.

“La satisfacción más grande es la primera, que es jurar. Cuando vos terminás el período de aspirante y jurás ante tus superiores y tu comunidad, es el paso más importante en la carrera del bombero”, dice Pablo Pascual, y le da un lindo cierre de esta nota.

Claudio Serrentino

Imagen: Bomberos Voluntarios de Monte Castro