Acto y reparación para los desaparecidos del Corralón

Por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, se realizó un evento en el Corralón de Floresta, donde se le entregaron a los familiares de los trabajadores desaparecidos del corralón municipal, sus legajos reparados.

Son tres los trabajadores desaparecidos del corralón municipal que estaba ubicado allí mismo, donde hoy se emplaza la Plaza del Corralón: Julio Goitía, Néstor Sanmartino y Mauricio Silva.

El acto se realizó en el Espacio de la Memoria, y consistió en entregarles a sus familiares los legajos laborales reparados.

Mabel Sampaolo, de la Asamblea de Floresta, cuenta los fundamentos del acto público: 

«Cuando estos compañeros son secuestrados por el terrorismo de estado, en los legajos lo que dice es abandono de trabajo, cuestiones así, mentiras, y quedan registradas en ese legajo, que después quedó archivado durante años. Y entonces en un momento se empezó a intentar que la verdad fuera lo que quedara archivado, y no la mentira. Yo lo desconocía, pero durante el gobierno de Cristina se firmó un decreto por el cual crea esta comisión de Trabajo para la Recuperación de la Identidad. Esa comisión vino al Corralón, trajeron los legajos: la reparación consiste en sellarlos, haciendo esta aclaración pero en público. Es un acto público, que se sella en el momento, y delante de todos los que estuvimos ahí, atestiguamos esta reparación. La verdad es que fue sumamente emocionante. La integrante de la comisión, Silvina Atencio, hizo una explicación muy hermosa, porque ella también tiene su padre desaparecido. Contaba que cuando la convocaron años atrás a hacer ésto ella decía: ‘esto es una cuestión burocrática, sin importancia… con todo lo que yo he sufrido en mi vida’. Pero después ella decía que se encontró con ese legajo, donde pudo ver la letra de su padre, la firma, la huella digital, el pedido de licencia cuando nació ella. Fue muy emotivo, Carlitos Monestés habló al inicio, y me parece que fue muy valioso también, porque contextualizó el tema de la dictadura haciendo hincapié en el tema económico y de la pérdida de derechos, que a partir del ’76 sufrieron los trabajadores, y la importancia de la lucha que dieron para resistirse a esa pérdida y bueno, cómo tenemos que, enterarnos de ésto, reconocer cuál fue la verdad y reivindicarlo. Y habló el compañero Cristian Sanmartino, el hijo de Néstor, y su testimonio tan conmovedor… porque él habló desde lo personal, desde el humano, y fue realmente muy conmovedor».

Participaron del acto, familiares y amigos de los trabajadores desaparecidos, como Fátima Cabrera, integrante de la Hermandad de Charles Foucault, a la que pertenecía el padre Mauricio Silva. Desde Venezuela, Elena González mandó su adhesión al acto. Los comuneros Yanina Arias y Fernando Moya, y representantes de organismos de Derechos Humanos.

El cierre estuvo a cargo del músico Federico Mizrahi, que tocó una sentida versión del Himno Nacional Argentino.

Claudio Serrentino

Foto: Asamblea de Floresta

También te puede interesar