El gremio docente UTE pide suspender las clases presenciales por el avance de la «segunda ola» de contagios de covid19. También exige «conectividad y dispositivos» para que las clases virtuales lleguen a todos los alumnos.

Mientras desde todos los sectores de salud -estatal, privado, obras sociales- se advierte sobre el «colapso» del sistema sanitario, los docentes agrupados en UTE piden medidas para evitar más contagios.

El gremio reclama, concretamente:

  • Suspensión temporal de las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires.
  • Restringir la circulación y regresar a la modalidad de teletrabajo en todas las actividades en las que la presencialidad no sea imprescindible.

  • Entrega de alimentos nutritivos para los estudiantes e inscriptos sin vacantes.

  • Conectividad y Dispositivos para garantizar la continuidad pedagógica.

  • Asistencia económica a las familias que vean afectados sus ingresos por las restricciones en la circulación.

  • Testeos y vacunación masiva.