«Disminuir la crisis habitacional que padece la población»

En la primera reunión de la Mesa de Dialogo de Alquileres, las cámaras inmobiliarias habían propuesto la reducción del plazo mínimo de alquileres de 3 años a 2 años, y la cámara de la construcción pedía que se reduzca a 1 año para la vivienda nueva. En ese contexto, las organizaciones que articulan en la COMUNIDAD FEDERAL INQUILINA Y NO PROPIETARIA, planteamos la necesidad URGENTE de la creación del Programa Nacional de Alquiler Social que indica el título III de la ley de alquileres, visibilizando la vulnerabilidad habitacional que padecen principalmente las infancias inquilinas, las mujeres, y la población jubilada; pedimos regulación del precio inicial y control del cumplimiento de la ley.
 
En este 2do encuentro se planteó la decisión política del presidente de modificar la actual ley de alquileres. El Secretario de Comercio, teniendo en cuenta las propuestas de los distintos sectores, propuso respetar el plazo mínimo de 3 años y mantener los Derechos conquistados en la Ley de Alquileres, pero modificar el índice de actualización de alquileres y que la frecuencia de actualización sea semestral, en vez de anual.
 
En este punto tanto el Sindicato de Inquilinxs Trabajadorxs de Chubut (dependiente de la CTA Autónoma), como el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ambas organizaciones integrantes de esta Comunidad Federal Inquilina), plantemos el acuerdo en la necesidad de modificar el actual índice que está conformado por la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (que hoy equivale a $107.358) y la inflación. Entendemos que este índice debería reflejar el Salario Mínimo Vital y Móvil, ya que es más representativo de los ingresos de la población trabajadora, como de la población jubilada que alquila en todo el territorio nacional. También propusimos que el valor de la actualización de los alquileres pueda ser acordado, siempre y cuando no supere el nuevo índice. Esta ya no sería la única modalidad de actualización, pero sí el techo para los aumentos.
 
Respecto a los aumentos semestrales, planteamos la necesidad de que toda propuesta no tenga como resultado un incremento de los recursos económicos que los hogares inquilinos destinan al pago del alquiler, teniendo en cuenta que las paritarias establecen acuerdos anuales respecto de la actualización salarial, que desde hace años está muy por abajo de la inflación.
 
El Secretario Roberto Feletti también propuso impulsar un impuesto a la vivienda vacía y otorgar una quita en el impuesto a Bienes Personales a quienes pusieran sus propiedades en alquiler, esto con la finalidad de aumentar la oferta. Y nos comunicó que ya había conformado un equipo de trabajo en política tributaria para que elaborara un proyecto en este sentido. Celebramos esta iniciativa.
 
Otro de los ejes de trabajo impulsados por la Secretaría, fue darle intervención a la Dirección Nacional de Defensa al Consumidor para verificar que las publicaciones de alquileres se ajustaran a derecho. En este sentido nuestro aporte consistió en facilitar a esta Dirección la doctrina producida por de Exequiel Vergara “El Consumidor Inquilino” publicado por el Sistema Argentino de Información Jurídica (SAIJ), en el que se equipara la relación jurídica que se da en las relaciones de alquiler, con la relación jurídica que se da en las relaciones de consumo.
 
Las organizaciones que integramos esta Comunidad Federal Inquilina y No propietaria, reafirmamos nuestra voluntad de continuar este espacio de diálogo, para buscar consensos que beneficien a la población inquilina.
 
Esta Comunidad es un espacio de articulación federal en el que participan organizaciones de diferentes jurisdicciones del país, con la intención de visibilizar y disminuir la crisis habitacional que padece la población inquilina, y la población sin techo propio.
 
Comunidad Federal Inquilina y No Propietaria

También te puede interesar