En Villa Devoto, no tienen ánimo para brindar (pero sí para luchar)

En Villa Devoto no están con ánimo para brindar. Los vecinos resisten el nuevo Distrito del Vino, y la designación del Palacio Ceci como su sede.

En Septiembre pasado, el legislador -y vecino del barrio- Facundo Del Gaiso, consiguió la aprobación de la ley que determina que el sector delimitado por las calles 12 de Octubre, Espinosa, Biarritz, Avenida San Martín, Carlos Antonio López, Avenida General Paz, Cervantes, Tinogasta, Emilio Lamarca, Ricardo Gutiérrez, Alfredo Bufano y Terrero, se convierta en el «Distrito del vino».

Eso significa que las lindas callecitas del barrio, tranquilas y limpias, van camino a convertirse en un pandemonium de tránsito, con miles de personas circulando, comprando, tomando vino y dejando toneladas de basura dispersa por la zona. Muy parecido a lo que ocurre cotidianamente en Floresta-Flores con el centro comercial textil de la avenida Avellaneda. Esa también era una zona tranquila, con muchas casas de estilo. Ahora está irreconocible.

La justificación para destruir el patrimonio barrial es que «la industria del vino no tiene techo» y que pueden generarse puestos de trabajo. Esa es una parte de la realidad; la otra, es que se «desalojará» de hecho al comercio local, ya que aumentarán los valores para comprar y alquilar espacios comerciales. Y de esa manera, se perderán los empleos que habían generado las pymes del barrio.

El proyecto fue presentado por el legislador Del Gaiso (marido de la comunera Carolina Maccione, de la Junta Comunal 11) y aprobado «en 15 días», según contaron los vecinos de Devoto a este medio. Pese a vivir en Devoto, el legislador no consultó a las autoridades locales (más allá de su esposa), ni al Consejo Consultivo, integrado por vecinos y asociaciones vecinales. Así lo denunció el vecino Horacio Carrera al programa «Popurrí».

En aquella sesión, el legislador Santiago Roberto preguntó: «¿Por qué no se convocó a las comunas, a todos los comerciantes involucrados? El proyecto fue presentado el 18 de agosto, recibió dictamen el 23 y hoy se vota, ¿por qué tanto apuro?«.

La ley incluye beneficios impositivos para las empresas que se radiquen en la zona: «los beneficiarios podrán computar como pago a cuenta sobre de los ingresos brutos un porcentaje del monto invertido en un proyecto del desarrollo de espacios dentro del distrito. Los primeros 15 desarrollos recibirán un 70% y, los restantes, un 50%», dijo el legislador Guouman en aquella sesión.

 La iniciativa fue aprobada con 38 votos positivos y 16 negativos, mientras que el resto de los 60 diputados, no votó. Tan rápida como su tratamiento y aprobación, fue el lanzamiento, en el que estuvieron juntos el gobernador de Mendoza y el jefe de Gobierno porteño. «Este nuevo Distrito será una excelente vidriera nacional e internacional para bodegas de todo el país, a la vez que potenciará el turismo y la oferta gastronómica en el barrio», declaró entonces Rodríguez Larreta.

PALACIO CECI

La desinformación nunca es casual: los vecinos se enteraron por un tuit de una funcionaria del gobierno mendocino, que fue la primera en dar a conocer el proyecto y la sede del distrito: el Palacio Ceci. El gobierno porteño se quejó, y el ministerio de Cultura de Mendoza debió borrar el tuit de la red social (La Bocina lo republica por gentileza de Mdzol).

Y el otro gran problema que genera esta movida es, justamente, el edificio elegido para ser sede del distrito vitivinícola: el Palacio Ceci, un lugar lleno de historia no sólo para el barrio, sino para la comunidad sordomuda de la Argentina. Palacio que había sido abandonado a su suerte por el Gobierno de la Ciudad, y sostenido por la comunidad educativa y las instituciones barriales.

El lunes 21 de Marzo, en la puerta del Palacio Ceci, se congregaron docentes, alumnos, exalumnos, vecinos, sindicalistas, legisladores y representantes de asociaciones de personas sordas, con la consigna “El Palacio Ceci no se toca”.

Los vecinos juntan firmas para evitar que esto siga adelante. Para adherir: Change.org.

Claudio Serrentino

Fotos: Prensa GCABA, Mdzol, Inadi

 

También te puede interesar