En qué calles habrá que pagar por celular, para estacionar

Lo que parece una adaptación a lo nuevo es, en realidad, la extensión del sistema de estacionamiento medido a casi todos los barrios; seguramente, después de las elecciones de 2023.

Adaptada a la nueva campaña publicitaria «La transformación no para», la gacetilla oficial afirma: «El estacionamiento medido en la Ciudad de Buenos Aires comenzó su transformación. Los barrios de San Telmo, Monserrat, Balvanera, San Nicolás, Retiro y Recoleta van a tener un cambio significativo en sus calles: no habrá más parquímetros y para estacionar se utilizará una aplicación llamada Blinkay a partir del miércoles 29 de junio. Tampoco serán necesarios los cospeles ni las monedas, se pagará de manera 100% digital o en comercios adheridos».

La versión del gobierno porteño hace hincapié en la «facilidad» del nuevo sistema, «porque el estacionamiento se va a resolver con un solo click desde el celular. Además, los vecinos residentes que antes pagaban ahora van a poder hacerlo gratis en un radio de hasta 300 metros de su domicilio. En Buenos Aires trabajamos con una visión: los trámites prescindibles los eliminamos y los imprescindibles los simplificamos o los digitalizamos». Son palabras del jefe de gabinete porteño Felipe Miguel.

La gacetilla, publicada en buenosaires.gob.ar, asegura que «Las calles y barrios en las que hoy existe el estacionamiento medido seguirán siendo las mismas y no se sumarán nuevas cuadras«,  lo cual puede ser cierto en el corto plazo (hasta las elecciones de 2023, quizás?). 

Pero la ley 5.728 (y su modificatoria, la 6036) dicen otra cosa: que el sistema «moderno» de pagar por estacionar se extenderá a casi toda la ciudad, ya que en un futuro próximo (seguramente, luego de las elecciones de 2023) los lugares en los que habrá que pagar por estacionar, pasarán de los 4.000 actuales a un total de 86.768, en 13 de las 15 Comunas en que está dividida la Ciudad. De las 24.400 cuadras de Buenos Aires, se cobrará por estacionar en 10.000.

Según declaró el jefe de gobierno Rodríguez Larreta, «la ley lo que busca es, como hay en muchas ciudades del mundo, que el residente tenga el lugar prioritario, hoy te viene alguien de fuera de la ciudad te estaciona el auto en la puerta de tu casa y no tenés ninguna prioridad, lo que nosotros queremos instalar es lo que sucede en muchas ciudades del mundo, el residente no paga, eso es lo que se quiereinstalar, darle prioridad a los residentes, hoy no tenés ninguna prioridad eso es a lo que aspira la ley».

Los días hábiles de 8 a 20 y los sábados de 8 a 13 será el horario en el que habrá que abonar una tarifa. Para darles prioridad a los vecinos residentes y que no paguen por estacionar en la puerta de su casa, el gobierno porteño puso una serie de requisitos:

«Las personas que viven dentro de la zona tarifada pueden solicitar el beneficio de estacionamiento gratuito en un radio de 300 metros de su domicilio. El registro está abierto desde el 12 de mayo y seguirá disponible para los vecinos que aún no se anotaron.

Para ello, deberán inscribirse en beneficio para residentes y contar con los siguiente requisitos: DNI o servicio con domicilio dentro de la zona tarifada, número de partida de ABL del domicilio (el beneficio aplica solo para unidades de vivienda), cédula única de identificación del vehículo (ex cédula verde) o cédula para autorizado a conducir (ex cédula azul) y no tener deuda del Impuesto de Radicación de Vehículos e Infracciones de Tránsito«.

Hay que tener en cuenta que en familias numerosas, hay más de un auto. Y la ley contempla sólo uno gratis, por domicilio.

NUEVO SISTEMA 

Los que estacionen en la zona tarifada deberán descargarse la aplicación Blinkay (disponible para Android y iOS) y crear, a partir de un mail, un usuario y contraseña. En los carteles dispuestos en la zona también habrá un código QR para realizar la descarga en forma ágil. En la app van a poder ingresar los siguientes medios de pago: tarjeta de débito, de crédito o a través de Mercado Pago. También podrán cargar más de una patente.
En caso de no contar con un teléfono inteligente o de no preferir este método de pago, los conductores podrán abonar en los comercios adheridos que estarán identificados con un sticker.

Hay dos opciones para abonar: prepago y pospago. Con la opción de prepago, el vecino elige la cantidad de horas que quiere estacionar y paga el total por adelantado. Puede hacerlo con tarjeta de crédito, débito y con Mercado Pago.

Con la modalidad pospago, el vecino también elige una cantidad de horas deseadas e inicia la sesión de estacionamiento. En este caso tiene la opción de “parar” la sesión en cualquier momento y pagar solo el tiempo que usó. O bien, terminar el tiempo que había seleccionado y pagar el total al final. Esta opción, en un principio, solo estará disponible para pagos con tarjeta de crédito cargada en la app.

En ambas opciones Blinkay le enviará un aviso cuando le queden cinco minutos. Además, va a tener la posibilidad de ampliar el tiempo de estacionamiento cuando quieras.

La facturación estará a cargo del gobierno porteño y cuatro empresas: Dakota S.A. (STO) y BRD Sacifi (SEC) -las actuales prestadoras del sistema todavía vigente-, la española Plein Air Park y la rosarina IT Net.

El nuevo sistema contempla la división de la Ciudad en cinco zonas y tendrá once playas de acarreo: todos terrenos del Estado, «prestados» a estas empresas privadas.

Claudio Serrentino

Fotos: Prensa GCABA

 

 

 

También te puede interesar