La visita «fantasma» de Soledad Acuña al barrio de Villa Real

La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, pasó por el barrio de Villa Real casi en secreto: no hubo convocatoria a participar, y ni siquiera informaron dónde ocurrió.

Un pretexto puede ser: para preservar la seguridad de la ministra, ante los múltiples reclamos de la comunidad educativa en toda la zona.

Y es sabido que Soledad es uno de los nombres que suenan para ser la candidata que pueda suceder a Rodríguez Larreta.

Pero no hay justificativos que valgan: en el caso de los reclamos, la responsabilidad primaria de la ministra es, mínimanente, escucharlos. SOBRE TODO, si pretende ser candidata a jefa de Gobierno.

Pese a que lo publicado en el sitio oficial asegura que “Porque tu aporte es fundamental para construir el futuro que queremos”, la visita fantasmal de Soledad Acuña no tuvo ningún tipo de difusión.

La Comuna 10 jamás convocó a los vecinos, a través de las redes sociales, a participar de la reunión con la funcionaria, ocurrida el jueves 13 de Octubre pasado.

¿Que no sabía? Probablemente. Pero en la foto, a la diestra de la funcionaria, está sentado el jefe comunal Mauro Pedone.

Entonces, si los vecinos no se enteraron de la visita ministerial al barrio de Villa Real… ¿cómo puede ser que aparezcan tantas personas en la foto?

Una suposición maliciosa: como le tienen miedo al púbilco real, “fabrican” su propio staff de concurrentes, que además, hacen las preguntas “correctas” para que el funcionario se luzca.

La gacetilla dice: “Algunas de las cuestiones que se trataron en esta reunión fueron: seguridad, solicitud de mayor presencia policial; tránsito, sincronización de semáforos; puesta en valor de juegos en los espacios verdes; arreglo de veredas; poda y arbolado. Asimismo se charló sobre educación, vacantes en colegios; comunicación y contención para determinadas situaciones; escuelas técnicas y pasantías laborales”.

La información oficial, además, omite detallar dos cuestiones fundamentales: no dice que allí estuvo el presidente comunal, y tampoco cuenta dónde fue la reunión de “vecinos y vecinas” con Soledad Acuña. Quizás, para darle al evento, el toque fantasmal que le faltaba.

Claudio Serrentino

Foto: Prensa GCABA

También te puede interesar