¡Arriba las manos! ¿Es un asalto? No, es la ley que obliga a grabar las autopartes…

Todos los vehículos con patente de la Ciudad de Buenos Aires, deben grabar las autopartes de sus vehículos en los centros habilitados, según lo ordena la ley 3.708 que rige desde 2011. La aplicación de la norma tuvo varias postergaciones, y ahora está en vigencia: la multa cuesta $ 1.000. Trampas a la hora de concurrir al taller de grabado, que cuestan caras. Para dar cumplimiento con lo dispuesto por la ley 3.708, todos los propietarios de vehículos automotores que estén radicados en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, deben concurrir a grabar las autopartes de sus vehículos. Según el gobierno porteño, la finalidad de esta ley «es protegernos

Leer más