MIÉRCOLES NEGRO. Una multitud que reclama, un Estado que no entiende

Mientras la multitud reclama por las mujeres maltratadas y asesinadas, los funcionarios públicos miran la marcha por TV y se encogen de hombros: todavía no entienden cuál es su rol en este drama. Buenos Aires se tiñó de negro, y si no hubiera sido por la lluvia -y los paraguas que le pusieron algo de color a la tarde- el panorama de las masas que se movilizaron entre el Congreso y la Plaza de Mayo hubiera sido oscuro. Muy oscuro. Como oscuro es lo que nos está pasando: tipos que maltratan a las mujeres. Con palabras y con hechos. Una barbaridad, sí: porque son bárbaros. «Son salvajes, crueles o faltos de

Leer más