MUHAMMAD ALÍ. Defendió los derechos civiles con los puños

Alí protagonizó algunas de las peleas más dramáticas de ese deporte, y fue coronado Rey del Boxeo. Pero lo mejor que hizo (no sólo por su raza) fue usar esa fama, para que la humanidad sea más humana. Nada más, y nada menos. Los que visitaron el Muhammad Ali Center (en su ciudad natal, Louisville, EEUU) cuentan que allí hay una pequeña barra de bar, y una máquina registradora. Cuando el paseante ingresa, se escucha una voz, como un trueno: «You can´t come in» («Tú no puedes entrar»). Fue esa frase -hiriente, insultante, primitiva- la que escuchó el flamante campeón olímpico de Roma 1960, luego de haber sido recibido como

Leer más