ADRIÁN OTERO. música popular desde el barrio

A Memphis La Blusera la escuché por primera vez con el “Blues de las seis y treinta”, a principios de los ’80. Aquel primer disco incluía, además, un clásico: “Moscato, pizza y fainá”, y su mención a la Pizzería “La Universal”, de Rivadavia y Olivera (hoy, otra Kentucky más). Unos años después, cuando la canción y la banda se hicieron populares, los dueños colgaron un poster del grupo en el local. El segundo disco de esa banda que transmitía barrio, calle, humedad y bares, se llamó “Medias negras”. Traía más clásicos -”La bifurcada”, “Montón de nada”, “Nena seguí de largo”- que tomarían trascendencia unos años más tarde, cuando la televisión

Leer más