Federico Tarántola estrena otra entrega de la saga "Froggy – snuff"

El artista del barrio de Liniers, Federico Tarántola, presenta la octava entrega de la saga “Froggy-snuff”. Es una linda ocasión para repasar su prolífica carrera.

El afiche del estreno.

El afiche del estreno.

A Federico lo conocí en el año 2000. Enrique lo invitó al programa de radio. Trajo sus revistas de “El Gato Negro” (que empezó a editar en 1995) y la guitarra, con la que junto a Gito Minore, cantaron su hit “Qué domingo al pedo” (rebautizado “al cuete” en su versión radial).

“El Gato Negro” era un collage humorístico, periodístico, bizarro, político y social. Apenas una hoja oficio doblada al medio, pero que contenía tremendo material, en la que se cruzaban farándula y barrio, terror y política, sexo y religión.

“El Gato Negro” tuvo su versión en VHS. Recuerdo que Enrique me prestaba los videos, los veíamos y los comentábamos. Las historias oscilaban entre el terror, el humor y el costumbrismo porteño. Era maravilloso verlos caminar por las calles de Liniers, a Fede y a Gito. Hubo un capítulo que no me lo olvido más: Federico rellenando un cadáver (no recuerdo con qué, pero parecían fideos de anteayer, o engrudo)…

Al mismo tiempo, Tarántola desarrollaba la versión radial de sus ideas en el programa que conducía Jaqueline Santillán (quien murió en la tragedia de Cromañón).

Por aquel entonces, Federico hizo su primer película, “Alan”, sin presupuesto pero con mucho talento y una voluntad inquebrantable.

Más tarde, Tarántola incursionó en los dibujos animados, y así surgió el Pato Baratucci, que fue una fuente de inspiración para mi hija Lucía (que entonces no entendía casi nada, pero le intrigaban los personajes del universo creado por Federico).

Esa fue la única vez en que pude ponerle la voz a un “dibujito”, gracias a la invitación del director.

En algunos números de “El Acople” y “La Bocina”, Tarántola publicó sus creaciones.

Más tarde, en 2010, Federico comenzó la saga de “Froggy snuff”, que ví por you tube.

Empezó con un “cortometraje bizarro y surrealista, basado en la leyenda de los films ‘snuff’ (donde se expone un asesinato real). Cuando lo ví por primera vez, me sorprendió y debo confesar que algo de miedito me dió. Clima que, por supuesto, el director rompe al final, como es su estilo.

La idea de los cortos Froggy, dice, “es un homenaje al cine slasher, musical y mudo”.

Mientras tanto, participa en cortos de otro cineasta, Carlos de la Fuente, hace videoclips de músicos como Peter Punk y retoma la idea de “El Gato Negro”: vuelve a juntarse con Gito, y realizan dos medio metrajes.

Para el 11 de Junio, Federico (a quien aprecio y admiro, nunca está de más decirlo) estrenará la octava entrega de la saga “Froggy Snuff”, llamada “Mad-Ddre”, y que se presentará en el marco del Festival de Cine Inusual de Buenos Aires, “marché du film Festival de Cannes”.

Será el Miércoles 11 de Junio, desde las 21, en el Salón Pueyrredón, Santa Fe 4560.

Por Claudio Serrentino