En Parque Lezama, vecinos hacen guardia para evitar que coloquen las rejas perimetrales

Vecinos porteños permanecen desde esta mañana realizando guardias para evitar que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reinicie las obras de colocación de rejas en el Parque Lezama, tareas que comenzaron ayer y fueron detenidas por los vecinos que denuncian que son “ilegales”.

Los obreros contratados por el gobierno porteño colocan rejas. Los vecinos lo advirtieron, y quieren impedir que lo sigan haciendo porque "es ilegal".

Los obreros contratados por el gobierno porteño colocan rejas. Los vecinos lo advirtieron, y quieren impedir que lo sigan haciendo porque “es ilegal”.

“Ayer comenzaron a colocar unas rejas en los bordes del parque, cuando nos avisaron vinimos inmediatamente porque esto es algo completamente ilegal, los vecinos ya habíamos dado por cerrado ese asunto”, dijo a Télam Mauricio García, integrante de la Comisión de Vecinos del parque.

Pese a la oposición vecinal que permitió que se frenen las obras, el subsecretario del Uso de Espacio Publico porteño, Patricio Di Stefano, les comunicó que la decisión de avanzar con el enrejamiento “estaba tomada”.

“Di Stefano, con quien anteriormente pedimos muchas reuniones y nunca nos recibió, nos dijo la decisión está tomada. Es por eso que decidimos hacer una guardia de vecinos para evitar que los obreros sigan poniendo las rejas, sin interferir en el resto de las obras de puesta de valor del parque, explicó García.

“Queremos evitar que se pongan las rejas, pero sin interferir en el resto de las obras de puesta en valor del parque”, dicen los vecinos

Los vecinos se encuentran realizando guardias desde las 7 en grupos de cuatro personas por turno y continuarán hasta las 17, momento en el cual se concentrarán para realizar una asamblea y consensuar qué medidas van a tomar.

En tanto, a las 18 cortarán la calle Martín García para visibilizar la protesta y “advertirle a todo el que pasa que el gobierno porteño quiere imponer a la fuerza algo que es ilegal.

García explicó que “desde 1997 el Parque Lezama fue declarado Monumento Histórico Nacional por lo que cualquier obra que se realice allí debe ser aprobada por la Comisión de Monumentos Museos y Lugares Históricos”.

Este organismo en “2013 aprobó las obras de puesta en valor del parque, pero señaló que no había que innovar con respecto a las rejas porque aun no se había aprobado en la comisión”.

Por eso el gobierno porteño “tiene que avisar a esta Comisión y esperar que la misma apruebe el enrejado para poder iniciar la instalación de rejas”, advirtió el vecino que calificó de “autoritaria” la actuación del macrismo.

Fuente y fotos: Télam.