El Jefe de Gobierno entregó «premios» a los vecinos que participaron de BA Elige, un «acting» que simuló participación ciudadana. El programa había sido repudiado por varios Legisladores, Comuneros y Consejos Consultivos Vecinales.

BA Elige fue un simulacro de «participación ciudadana» cuyas «propuestas» se votaban por internet, sin el menor control, ni escrutinio. Un coto de caza para los «trolls» oficialistas.

En la Legislatura, en las Comunas y en los Barrios, la bronca contra el programa que ignoró alevosamente la Constitución de la Ciudad, y que ni siquiera cumplió con las meras formalidades administrativas, mereció un recurso de amparo que fue  rápidamente desechado por la jueza Alejandra Petrella.

Lo cierto es que con la ayudita del Poder Judicial, BA Elige siguió su camino de convertir las diversas/distintas realidades barriales, en cuestiones livianas y genéricas, que bien pueden resolverse haciendo click en la computadora o el celular.

Eso es lo que intenta hacer creer el gobierno. La idea se completa con «propuestas» que son tan standard como la misma votación por internet, que no contempla las realidades de los barrios.

Por ejemplo: Pancho M propuso «señalización electrónica de las paradas de colectivos». La idea del supuesto Pancho es «Propongo la colocación de paradas de colectivo electrónicas con tiempo de arribo e información de la línea».

¿Usted votaría algo propuesto por alguien que se autodenomina Pancho M? Hay gente que sí. Pancho cosechó 379 votos. , y fue la propuesta ganadora de la Comuna 10.

Quizás Pancho M no se acuerde, pero yo sí: ¿no habían prometido lo mismo para el Metrobus de Juan B. Justo? En un reportaje de La Bocina al entonces responsable de Transporte de la Ciudad, Guillermo Dietrich, había asegurado que «los carteles de led informarán cuánto tardará el próximo colectivo».  Después de cinco años, el sistema no funciona.

Parece que ahora sí lo implementarán, gracias a Pancho. Gastarán mucha plata -$ 5.000.000- en instalar los leds y en acondicionar los colectivos… ¿para que «funcione» igual que el Metrobus de Juan B. Justo, donde llegan tres 166 juntos, o cinco 34, y de los cuales, casi siempre, el bondi que para, es el que va más lleno?

Y éste es sólo un ejemplo… No quise revolver más.

Según la gacetilla… «en total, hubo 140.995 votos entre las 15 comunas». Un promedio de 9.000 votos por Comuna. Se ve que los trolls estuvieron a full.

El Martes 6 de Febrero, Horacio Rodríguez Larreta recibió en el Parque Avellaneda a los creadores de las propuestas más votadas en BA Elige, que son las siguientes:

  • Pista de ciclismo en el Parque Sarmiento.
  • Ayuda para hipoacúsicos con la instalación de equipos que les permitan disfrutar de eventos culturales en teatros y espacios de la Ciudad.
  • Paradas ecológicas, Metrobus Cabildo y cargadores de batería.
  • Paneles solares en instituciones educativas públicas.
  • Circuito aeróbico en el Parque Avellaneda.
  • Uso de energía solar en plazas y parques
  • Eco bolsas para mascotas.
  • Proyecto Persiana (para revitalizar distintos barrios de la Ciudad con intervenciones artísticas en persianas y murales).
  • Programa de Puntos Rewards – Basura Cero, que implica la creación de un sistema de acumulación y canje de puntos que incentive a la gente a reciclar la basura.
  • Ba_Solo Orgánic, que propone la creación de una feria en donde solo se vendan productos orgánicos.
  • La restauración del Club Samore.

Como habrán podido deducir, son pocos los proyectos efectivamente locales. Y no es que me disgusten los proyectos, para nada: me parecen buenos.

El problema de BA Elige es el simulacro, la mentira de la «participación» por internet. Es manifiesta la intencionalidad de evitar el cruce con el vecino real, común y corriente, sus verdaderas problemáticas y reclamos.

Para que no queden dudas, el Jefe de Gobierno dijo: “todo lo que se hizo fue participativo y hoy estamos empezando a llevar a la práctica los proyectos que la gente votó”.

Y para quienes todavía no lo pueden creer… Miren qué lindos son los vecinos que rodean a Rodríguez Larreta en el Parque: que simpáticos, qué auténticos, qué espontáneos, qué sonrientes.

¿No parece Disneylandia?

 

Claudio Serrentino

Foto: Twitter @horaciorlarreta