La Policía de la Ciudad capturó en el barrio de Villa Luro a tres delincuentes armados que habían robado una casa y mantenido cautiva a una familia, gracias a un heroico llamado al 911 de parte de una de las víctimas.

Personal de la Comisaría Vecinal 10 B pudo desbaratar al grupo de delincuentes por el contacto telefónico al 911 de parte de una joven que, cuando se escondía dentro de su cuarto, pudo denunciar que en la planta baja de la vivienda, ubicada en la calle Virgilio al 800, se encontraban tres delincuentes muy violentos y armados, que habían maniatado a sus padres.

En su relato, la joven indicó que, ante la irrupción de los delincuentes, había logrado esconderse dentro de su cuarto pudiendo hacer la llamada a través de su celular; siendo que al ser descubierta, la mujer logró ocultar debajo de su cama el teléfono encendido posibilitando que el operador del 911 pudiera escuchar lo que acontecía dentro de la finca.

Al llegar al lugar, los policías observaron a los delincuentes cuando intentaban fugarse. Impartida la voz de alto, los ladrones ingresaron nuevamente dentro de la vivienda trabando sus puertas desde el interior y escapando por los techos de las casas aledañas.

Con el arribo de otros móviles de la Policía de la Ciudad, se reforzó la seguridad en toda la manzana, dando comienzo a un operativo rastrillaje que arrojó resultando positivo con la captura de los ladrones.

Luego de la persecución y búsqueda de los delincuentes, uno de ellos, fue encontrado oculto en una vivienda ubicada sobre la calle Camarones al 5.300, en tanto que los otros dos fueron descubiertos en una casa de Moliere al 800.

Requisadas las pertenencias de los malvivientes, fueron secuestradas una mochila, dos teléfonos celulares, dinero en efectivo y un arma de fuego tipo revolver con sus respectivas municiones.

Realizadas las consultas con el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 4, a cargo del Dr. Martín Yadarola, se ordenó la detención y traslado de los tres imputados, dos de nacionalidad chilena y el restante brasileño, a dependencias de la Policía de la Ciudad en una causa caratulada bajo los cargos de «Tentativa de robo a mano armada, privación ilegítima de la libertad, lesiones y resistencia a la autoridad».

Por su parte, se solicitó la presencia del SAME, que brindó los primeros auxilios a las victimas debido a que referían haber recibido golpes por parte de los delincuentes. Asimismo, los detenidos presentaban irritaciones en la piel producto de caídas de los techos, y también recibieron asistencia médica.

Fuente y foto: Policía de la Ciudad