Desde el Lunes 4 de Mayo, es obligatorio el uso del tapabocas en el espacio público de la Ciudad de Buenos Aires. Las multas llegan hasta $ 80.000.

En el contexto del “aislamiento social y preventivo”, desde el 15 de abril el tapabocas es obligatorio para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público sean públicas o privadas y en medios de transporte público en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Desde este lunes se incluye también el uso del tapabocas para circular y permanecer en el espacio público.

De todos modos, el Gobierno porteño ya había recomendado el uso de tapabocas como medida de prevención en todo momento y en cualquier otro ámbito o lugar. Es muy útil porque el virus tiene una alta capacidad de transmisibilidad y está presente aún en personas que se han contagiado pero no presentan síntomas.

Como tapabocas sirve cualquier elemento que pueda cubrir boca, nariz y mentón de fabricación casera con pañuelos y telas. No hace falta ni máscaras ni barbijos.

La resolución entró en vigencia a las 0 horas del lunes 4 y desde ese momento es efectiva la fiscalización y denuncias al 147.

Para quienes no respeten la medida se prevén sanciones de 500 unidades fijas ($ 10.700) a 3.700 unidades fijas ($ 79.180) y/o clausura y/o inhabilitación en caso de comercios.

Además sigue prohibida la comercialización en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de los barbijos sanitarios N95 a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio. Este modelo está autorizado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica para uso médico y se busca no desabastecer el mercado.

Fuente y foto: Prensa GCABA