Cuando el vecino Charly tocaba en Radio Babel

Tenía como 10 años cuando lo ví pasar por los pasajes de Parque Chacabuco, con Nito y María; él era el más alto de los tres, peculiar ante todxs, yo no sabía que era Charly García, lo supe 3 años después en la escuela secundaria, por una amiguita de «mala influencia».

Escuchábamos su música y me contó cuando asistieron con sus papás en el Adiós Sui Generis (a mí no me dejaban salir). Tal vez estos sean los motivos por los que uno se rebela.

Las canciones estaban hechas para mí, y el secundario fue un infierno familiar.

Mucho tiempo más tarde, con la llegada de Radio Protagonizar, supe de él personalmente, pasábamos su música y seguíamos compartiendo emociones.

Radio Babel nos dejó a unas cuadras del corazón, asistía a sus ensayos, la pileta que tenía en la sala y solía dejarle una rosa roja en el piano… lo seguía a todos lados, le sacaba «FOTOS SIN FLASH» como me pedía, aprendí una técnica dificilísima para estar sin molestarlo a su lado.

Fui al estudio de Spinetta cuando grababa con la Negra Sosa, lo recibí en la cancha de Boca cuando trabajaba como fotógrafa en el club.

En uno de sus cumpleaños, nos escapamos con el Negro García López, la querida Gabriela Epumer y Samalea en su limusina, para despistar a la prensa, que quería saber dónde era la fiesta.

Y así fueron pasando los años, se fueron sumando recuerdos, pero su talento de Artista transformaba los acontecimientos, y en definitiva tenía razón cuando repetía que: «la vanguardia ES ASÏ», su único sello.

Tampoco el dolor, o la locura, o la audacia, según quién lo defina o cómo lo mire … por eso quizás «Me tiré por vos» y sobrevivió sin más, de un salto desde la ventana de una habitación alta (noveno piso), a la piscina de un hotel.

Moris solía decir, y sin prejuicios, que tenemos al Loco más Loco de todos Los Locos. Otro orgullo argento.

Le puse voz a «Necesito un gol», y saqué las fotografías del disco y la gira de Serú en el ‘92.

En definitiva, uno anda por la vida «Dileando con un alma» . Su INFLUENCIA marcó generaciones de padres, hijos, y contó a los nietos su “Filosofía Barata y zapatos de goma”.

A los 70 años, repite como un mantra que tiene «La máquina de ser feliz», y la comparte con nosotros.

…Canción, evolución, magia…

For ever CHARLY GARCÍA.

Alejandra Arce

Foto: Alejandra Arce

También te puede interesar