«La clase política representa a la corporación inmobiliaria, no a la ciudadanía»

Pese a que casi la totalidad de los participantes en las audiencias públicas se manifestaron en contra de las propuestas, la Legislatura porteña aprobó emprendimientos inmobiliarios en Costa Salguero y la Costanera Sur. Jonatan Baldiviezo anticipó que «vamos a ir a la justicia a cuestionar estos proyectos; son un fraude a la democracia participativa ambiental y violan el Plan Urbano Ambiental y la Constitución de la Ciudad».

El integrante de El Movimiento denunció que la Legislatura «adecuó el Código Urbanístico a medida de torres. La democracia está totalmente desvirtuada en la Ciudad. La clase política que nos gobierna, representa a la Corporación inmobiliaria, y no a la ciudadanía. Con las calles valladas y llenas de policías, los amigos políticos de los empresarios le dieron la espalda a una gran parte de la ciudadanía que se manifestó en contra de estos negociados a través de distintas intervenciones entre las que se incluyen audiencias públicas. Estos proyectos inmobiliarios tendrán impactos ambientales y sociales negativos, colapsarán los servicios públicos, y destruirán la identidad de los barrios porteños».

Baldiviezo denunció que: “finalmente se concretó la sesión más perniciosa para la ciudad de los últimos 30 años. Se consolida el modelo de expansión de Puerto Madero hacia el norte y el sur de la ciudad. Rodríguez Larreta y aliados decidieron entregar el contorno ribereño a las corporaciones inmobiliarias. La vista al río sólo será para los sectores concentrados de la economía inmobiliaria-financiera. Luego de 30 años, en vez de recuperar el predio de manos de IRSA, se autorizaron las torres para consolidar su privatización de manera definitiva. El 100% de la costanera debería estar destinada a parques públicos y reservas ecológicas. Es una mentira que el GCBA aprueba estos proyectos para recuperar espacios verdes cuando partimos del derecho de que la totalidad debería ser de uso común de la ciudadanía porteña. Estos emprendimientos inmobiliarios sólo se comprenden desde la lógica de la caja política y las ambiciones presidenciales del Jefe de Gobierno”.

La ingeniera María Eva Koutsovitis, hizo hincapié en la problemática ambiental: “Las inundaciones de la Ciudad de Buenos Aires este último domingo ponen en evidencia no sólo la ausencia de políticas hídricas integrales, sino el negacionismo de la crisis climática por parte del poder político. Los emprendimientos inmobiliarios de Costa Salguero y Costa Urbana proyectados en la costanera porteña, no sólo van a incrementar la frecuencia de inundaciones, sino que van a generar un conjunto de impactos ambientales irreversibles para el conjunto de nuestra ciudad. En la sesión de hoy, el oficialismo porteño aprobó diez convenios urbanísticos sin ningún tipo de evaluación de impactos. Los cuales van a destruir la identidad de los barrios y terminar de colapsar la infraestructura de los servicios públicos. Por eso, vamos a continuar organizando desde El Movimiento la Resistencia Verde para visibilizar el impacto que estos proyectos generarían y frenar el colapso definitivo de nuestra ciudad.”

Por último, Marina Caivano  sostuvo:La planificación de la ciudad ha sido transformada en una acumulación de excepciones para quienes pueden comprar norma urbanística, y la amnistía para quienes construyeron a sabiendas de que violaban la ley. La clase representativa que nos gobierna no está a la altura de los grandes desafíos civilizatorios que tenemos por delante. Por eso, es responsabilidad de la comunidad porteña avanzar hacia una Democracia Participativa y Ambiental”.

Fuente: El Movimiento

Imagen: www.legislatura.gov.ar

También te puede interesar