LOS TRES FUGADOS. Dramática comedia de enredos

La cosa ya venía mal parida de antes: uno de los condenados del triple crimen de General Rodríguez, Martín Lanatta, en pleno año electoral, había decidido hablar ante cámara con su casi tocayo Jorge Lanata. No iba a ser para beneficiar al entonces gobierno -off course- sino para embarrar aún más la alicaída imagen del todo terreno Aníbal Fernández. Si la nota tenía ese objetivo, fue obtenido con creces. Aníbal se quedó sin la gobernación, Daniel sin la Presidencia, y Cristina volvió al Calafate para -desde allí- organizar la “resistencia”. Decían que en Febrero de 2016, Lanatta iba a ser citado por la jueza Servini de Cubría para ampliar aquellos

Leer más