VIOLENCIA DE GÉNERO. Dónde denunciar en CABA

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) existen múltiples formas de reportar un hecho de violencia de género. Tanto el Poder Judicial como el Ministerio Público locales y nacionales prevén organismos donde pedir ayuda ante casos de agresiones contra las mujeres. Esos canales diferentes no se traducen necesariamente en una actuación articulada o armoniosa. Con los datos disponibles, se presenta esta guía dirigida a las víctimas, que puede ayudarlas a comprender dónde les conviene denunciar a su agresor y qué derechos deben ser garantizados por el Estado (ver información práctica y de contacto al final).

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que en la jurisdicción de la Ciudad trabajan en la problemática oficinas de la Justicia porteña y de la nacional (con asiento en la capital del país). En la esfera institucional local, hacen foco en la violencia de género la Oficina de Género del Tribunal Superior de Justicia; el Centro de Justicia de la Mujer que depende del Consejo de la Magistratura; 12 fiscalías de género junto a cuatro equipos especializados en violencia de género, y el área de Género y Diversidad Sexual del Ministerio Público de la Defensa. Todos estos organismos forman parte del Poder Judicial y del Ministerio Público porteños.

Por parte del sistema nacional, reciben denuncias por violencia familiar y trata de personas la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). Además, existen dentro del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa de la Nación organismos específicos. En el caso del primero, se creó en 2015 la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), mientras que la Defensoría cuenta con patrocinio jurídico gratuito para personas víctimas de este tipo de violencia.

La puerta más popular

Son muchas las oficinas judiciales aplicadas a la violencia de género, pero el organismo más conocido es la OVD creada en 2006. “La oficina toma denuncias de las personas afectadas por violencia doméstica y trata de personas con fines de explotación sexual o explotación de la prostitución”, explica la coordinadora de la OVD, Emilia Sesin. Se elabora un informe de riesgo y se dispone la realización de los exámenes médicos que sean necesarios.

Sesin añade: “la oficina indica los cursos de acción posibles según el conflicto relatado y efectúa en cada caso las derivaciones”. También sigue las derivaciones a través de los informes que proporcionan las dependencias judiciales. Si la denuncia se hace en una comisaría, la causa es derivada a la fiscalía. Pero, si la víctima no denunció antes, la OVD traslada el caso por primera vez a la Justicia nacional (puede ser el fuero civil o penal) o de CABA, es decir Justicia contravencional (si denunció amenazas simples, hostigamientos o lesiones leves).

“Nos aseguramos de que la persona denunciante se vaya con la mayor información posible a fin de conocer dónde está radicada su denuncia”, sostiene Sesin. Entregan copia de la carátula del expediente y el número del juzgado donde tramita la denuncia.

El procedimiento varía si la denuncia quedó radicada en la Justicia Nacional o en la porteña. “En el segundo supuesto, damos aviso del caso a un organismo intermediario del Ministerio Público Fiscal de CABA, que por lo general avisa a la fiscalía de flagrancia para que se dicten las medidas urgentes como el botón antipánico o la asignación de una consigna. Después, ellos definen si el tema va a una fiscalía de género o de otro tipo”, precisa Sesión. En cambio, si actúa el primer esquema, el caso quedará en manos del juzgado nacional de familia o del penal junto a la fiscalía nacional que lo reciba.

Enfoque alternativo al punitivismo

Una dificultad se presenta cuando se hace una denuncia en la OVD, pero resulta que no es de su competencia porque el hecho ocurrió fuera de la CABA. En ese caso, el cuerpo “deriva por escrito” el caso a la jurisdicción que le corresponda y habla con el organismo que debe intervenir.

Como la OVD acepta denuncias de personas que sufren violencia doméstica, no sólo se acercan a ellas mujeres, sino también hombres, niñas, niños, adolescentes y personas adultas mayores. En 2022 crecieron el 17% este tipo de denuncias. En total, la dependencia de la CSJN atendió a 17.686 personas. También toma denuncias por trata de personas con fines de explotación sexual o explotación de la prostitución ocurridas en todo el país.

Se diferencia con el Centro de Justicia de la Mujer porteño porque éste aborda todos los tipos de violencias que comprende la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres. De esta manera, se evita la superposición de competencias. A diferencia de la OVD, el Centro no requiere que las personas denuncien. “Replicamos el modelo de la OVD y la OM, pero no tenemos un enfoque punitivista. Por eso, la actuación no está condicionada a que se denuncie a la persona agresora porque la mujer necesita conocer todas las posibilidades que tiene”, dice su titular, Ana Salvatelli. La institución busca dar un abordaje integral en sus sedes a través de los organismos judiciales de la Ciudad que lo integran: el MPF, el MPD, el Ministerio Público Tutelar; y del Gobierno porteño: las Direcciones Generales de la Mujer y de Violencia de Género.

Si es necesario se gestiona para la persona consultante un servicio de patrocinio jurídico gratuito, el cual la asistirá en los trámites judiciales derivados de las situaciones de violencia de género. Este tipo de servicio es brindado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Defensoría del Pueblo porteña, entre otros.

Además, el Centro tiene articulación con la OVD. Si la denuncia que reciben da origen a una causa civil, piden la intervención de la OVD y el caso se tramita en la Justicia Nacional. Por otro lado, materializa medidas urgentes, como la entrega del botón antipánico.

El organismo se creó en 2018 y durante su primer año de funcionamiento hizo 200 intervenciones, mientras que en 2022 llegó a 4.700 casos. Para dar mayor visibilidad al servicio y atender de forma itinerante las consultas por violencia de género en los distintos barrios de la Ciudad, el CJM además realiza un trabajo territorial, a través de un dispositivo denominado “CJM se mueve”.

“Apuntamos a la periferia de la Ciudad, ya que la OVD está ubicada en Tribunales”, agrega Ana Salvatelli. De esta forma, los servicios de cada organismo no se superponen.

Las posibilidades de la defensa pública nacional

Otro de los organismos similares son la OM de la CSJN y la Oficina de Género (OG) del Tribunal Superior de Justicia porteño que capacitan, divulgan e investigan sobre la perspectiva de género, pero la OM lo hace para el Poder Judicial de la Nación y la OG dentro de la Ciudad de Buenos Aires.

Igual tarea desarrollan el área de género de la Defensa Pública, tanto la nacional como la de Ciudad, dado que asesoran gratuitamente a personas que sufren vulneraciones por razones de género y diversidad sexual. La diferencia radica en el área de competencia que tiene cada una.

El Ministerio Público de la Defensa (MPD) nacional atiende cuestiones civiles y penales. En el fuero civil, las medidas de protección se dictan en 24 o 48 hs y, cuenta con cuatro Defensorías de Pobres y Ausentes y cuatro Unidades Letradas Móviles que dan patrocinio en casos de violencia de género. Después continúan con el reclamo de alimentos y divorcio.

“También existe otro programa de patrocinio especializado en casos de violencia de género que sigue funcionando, pero no toma casos nuevos”, explica Raquel Asencio, coordinadora de la Comisión de Género del MPD.

Mientras que cuando se comete un delito, en la justicia penal, el MPD nacional tiene un programa que brinda patrocinio para querellar. Como requisito solicitan que la persona esté en situación de vulnerabilidad.

El rol de las entidades acusadoras

En el ámbito del Ministerio Público Fiscal de la Nación, la UFEM despliega estrategias de investigación sobre los fenómenos criminales atravesados por los distintos tipos de violencia contra las mujeres. También recibe denuncias y hace investigaciones preliminares que luego se judicializan, y colabora en casos determinados a pedido de las fiscalías nacionales o federales.

En relación con las situaciones de riesgo, la UFEM puede requerir en los casos en los que tiene intervención la adopción de medidas de protección urgentes para mujeres víctimas de violencia, por ejemplo si hay riesgo de vida para la víctima. También elaboró un documento para que todas las fiscalías del Ministerio Público Fiscal adopten este tipo de medidas.

“Con la Justicia porteña no tenemos vinculación institucional jerárquica, como tampoco la tenemos con las distintas justicias locales, dada la organización federal de nuestro país y las autonomías provinciales”, hace hincapié la fiscal Mariela Labozetta, titular de la UFEM. Y aclara: “Pero sí tenemos un diálogo interinstitucional permanente para compartir instrumentos y buenas prácticas en la gestión de casos que involucran violencias de género y les enviamos casos cuando son temas de competencia local”.

Aparte de la UFEM hay 62 fiscalías nacionales en lo Criminal y Correccional que pueden tratar causas por violencia de género, por eso las medidas urgentes que piden no son comparables con las que corresponden a las 12 fiscalías porteñas especializadas en violencia de género.

Aunque el traslado progresivo de competencias penales por parte de la Justicia nacional a la porteña no se haya terminado de completar, el MPF de la Ciudad ya tiene competencia para intervenir en delitos con indicadores de violencia de género como lesiones, amenazas, daños, usurpaciones, y en contravenciones como acoso callejero y hostigamientos. En este sentido, el secretario general de Política Criminal y Asistencia a la Víctima del MPF de CABA, Alberto Nanzer, explica que aún “con la competencia actual, la violencia de género ya es un fenómeno muy importante”.

Por ejemplo, durante el 2022, ingresaron al MPF porteño un total de 17.308 casos penales y contravencionales con presencia de indicadores de violencia de género, mientras que en 2021 fueron 16.514. Ante ellos, los y las fiscales pidieron medidas de protección como la prohibición de acercamiento, la exclusión del hogar, la prisión preventiva y el cese de perturbación, entre otras.

“Los equipos analizan el caso y evalúan la necesidad de disponer o solicitar medidas. A algunas de ellas las ordena el fiscal mientras que otras precisan de la orden del juez. Cada equipo cuenta con un auxiliar fiscal”, dice Nanzer. Entre las que pueden decretarse por la propia fiscalía está la entrega del botón antipánico, el control policial no fijo y hasta la exclusión del hogar.

Por un filtro

El MPF de la CABA recibe denuncias por medio de su 0800, de la página web, de las comisarías, de la OVD y del Centro de Justicia de la Mujer. También las fiscalías intervienen ante los delitos flagrantes.

“Gran cantidad de denuncias llegan por la OVD. La coordinación que hay entre ella y nuestros equipos especializados en género ya está consolidado”, explica. Es que todas las denuncias pasan por el filtro de un Equipo Especializado en Violencia de Género (EEVG), hay cuatro en total según la zona de la Ciudad: norte, sur, oeste y este.

El funcionario explica que “los EEVG cuentan con auxiliares fiscales que gestionan las medidas de protección antes de que el caso pase a las Fiscalías Especializadas que llevarán adelante la investigación del delito”. Entre las medidas que pueden disponerse se encuentran el botón antipánico, el control policial no fijo y la exclusión del hogar.

Además de las 12 fiscalías especializadas y los cuatro EEVG, dentro del MPF de CABA existe una Oficina de Asistencia a la Víctima y Testigo (OFAVYT) -brinda contención y asistencia en cuestiones legales, sociales y psicológicas-, un equipo de intervención domiciliaria -asiste a las víctimas en su domicilio, especialmente a personas adultas mayores-, y un área que interviene para asistir a niños, niñas y adolescentes.

Por su parte, la OFAVYT evalúa el riesgo de la víctima y hace un informe interdisciplinario para los fiscales, luego de eso solicitan determinadas medidas de protección. “El organismo hace el seguimiento de la situación de la víctima durante todo el proceso, las acompaña y, les provee ayuda económica cuando resulta necesario”, aclara.

La ruta de la ONU

Si bien violencia de género es central en la tarea del MPF de CABA, la multiplicidad de agencias, lejos de resultar una solución, puede devenir en una barrera adicional. “Al evaluar nuestra política institucional, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revisó el proceso de ruta crítica de la víctima de violencia de género y advirtió acerca del solapamiento existente entre algunos organismos. Esto motivó una reelaboración de nuestros circuitos de trabajo a fin de ser más eficientes en la implementación de las medidas de protección”, explica. Dichas solicitudes, a cargo de los fiscales, las resuelven en el mismo día los jueces.

Que haya muchos organismos dentro de la CABA abocados a resolver problemáticas de género implica un esfuerzo de coordinación y la necesidad de ejercer roles diferentes: la OVD recibe denuncias de violencia doméstica y deriva a los organismos que correspondan, mientras que las fiscalías nacionales reciben las denuncias de violencia de género de los delitos más complejos que involucren violencia de género, y las porteñas pueden investigar las denuncias sobre todo por contravenciones y delitos de menor gravedad. Saber a dónde denunciar hechos de violencia de género evita que la Justicia tarde en dictar medidas precautorias y se garanticen los derechos de las víctimas.


Organismos nacionales

Oficina de Violencia Doméstica (OVD)

Lavalle 1250, las 24 hs, los 365 días del año

Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM)

Perón 667, 2° piso – 6089-9074 / 6089-9000 interno 9074 ufem@mpf.gov.ar

Programa de Asistencia y Patrocinio Especializado en Violencia de Género del MPD

25 de Mayo 691, piso 7° – 5070-3214 patrociniogenero@mpd.gov.ar


Organismos porteños

Oficina de Género del Tribunal Superior de Justicia de CABA

Cerrito 760 – 4370.8500 interno 1127- 1122 – oficinadegenero@tsjbaires.gov.ar

Centro de Justicia de la Mujer dependiente del Consejo de la Magistratura

Av. Pedro de Mendoza 2689 – Avenida de Mayo 654 – 0800 999 MUJER –

Fiscalías de género y equipos especializados de violencia de género CABA

0800 33 FISCAL, las 24 hs – app “Denuncias MPF” – denuncias@fiscalias.gob.ar

Área de Género y Diversidad Sexual del MPD CABA

Combate de los Pozos 155, 5° piso – 7091-2628 – genero@mpdefensa.gob.ar


Mara Resio elaboró esta investigación en el ámbito del programa de Periodismo Judicial. Investigar con Datos y en Red desarrollado por el Foro de Periodismo Argentino, y la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia durante 2023.

También le puede interesar