ISABEL SARLI. Aquellas febriles tardes de cine «prohibido»

Se llamó Hilda Isabel Gorrindo Sarli​. Ella y su amante, el director de cine Armando Bó, revolucionaron el cine argentino con sus propuestas abiertamente sexuales, a contramano de la censura imperante desde el poder. Ella, bellísima, imponente, trabajaba como secretaria. Se presentó en un concurso de belleza y la eligieron Miss Argentina. Llegó hasta la semifinal de Miss Universo. Nunca más trabajó en una oficina. Pero todo cambió cuando Armando Bó la descubre y la convierte en su musa. La dupla realizó treinta películas. La primera con desnudo total para el cine argentino, fue «El trueno entre las hojas». De ahí en más, éxito en Latinoamérica; y persecución en la

Leer más