La primera hazaña en el Estadio Azteca, fue de las mujeres

Aquellas chicas no contaban con casi nada, pero había algo que les sobraba: ganas de jugar al fútbol. Porque les gustaba el deporte. Pero claro, como el fútbol era un deporte de machos en una sociedad machista, no estaban confederadas. A veces, algún club les prestaba alguna cancha, pero en general, se juntaban en potreros cuando los varones no los usaban. En aquellos tiempos prejuiciosos, el fútbol femenino era presentado como un fenómeno de circo. Las jugadoras que sabían hacer “jueguito” eran contratadas por representantes, que las llevaban a diversos eventos. Entonces, México venía del Mundial ‘70, donde el Rey Pelé paseó por el estadio Azteca a uno de los

Leer más