Flores tiene la mayor tasa de mortalidad por robos del país

La muerte de Pascual, el vecino de Flores que pagó con su vida por el simple hecho de entrar a su casa, reavivó el problema de la inseguridad en la Ciudad. La Comuna 7 es la que más sufre este problema a nivel ciudad y a nivel país.

14-flores

“Yo lo conocía, un buen tipo… Me golpeó ver su cara entre las noticias policiales”, dice Alberto, vecino de Flores norte que tuvo relación con Pascual, a través de su comercio.

Las estadísticas dicen que durante el año pasado, una de cada cuatro muertes por robo ocurrió en la Comuna 7, integrada por los barrios de Flores y Parque Chacabuco.

Según el informe del Instituto de Investigaciones del Poder Judicial, la tasa de crímenes violentos en Flores fue de 24,34 cada 100.000 habitantes; cuadruplicó, así, la media de la Ciudad, que fue de 6,05, y la de todo el país (6,4, producto de 2744 homicidios dolosos).

Durante 2015, en la Ciudad hubo 175 casos como el de Pascual. 40 ocurrieron en Flores. La tasa de homicidios en esa zona fue la más alta en los últimos cinco años, y creció 27% respecto del 2014.

Según las estadísticas, ocho muertes (15%) ocurrieron en viviendas particulares, o sea, producto de las dramáticas “entraderas”, como la que sufrió Pascual. Las treinta y dos restantes (85%) se dieron en la vía pública.

En un informe, el Instituto de Investigaciones del Poder Judicial afirma que una de las causas es la cercanía de villas y asentamientos. En el Bajo Flores está la villa 1-11-14.

Mientras siguen ocurriendo este tipo de hechos, el gobierno porteño trabaja contra reloj para organizar la Policía de la Ciudad, resultante de la integración entre la Federal y la Metropolitana, a la que accedió Mauricio Macri apenas asumió la Presidencia de la Nación.

El Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta ya presentó uniformes y patrulleros, pero la interna policial parece mucho más difícil de resolver.

Hace dos meses, el comisario Héctor González (Comisaría 8ª, Almagro) fue pasado a disponibilidad por llamar en Facebook “la rata” a Larreta, molesto por los movimientos que genera la conjunción de las fuerzas.

Claudio Serrentino

Fuente: Instituto de Investigaciones del Poder Judicial