9 de cada 10 escucharon la frase: “no, de tu talle no tengo”

Según una encuesta de la Defensoría del Pueblo porteña, 9 de cada 10 potenciales compradores tuvieron inconvenientes para encontrar el talle que buscaban.

– ¿Y no tenés uno más grande?

– No… no me quedó.

Ese diálogo se repitió en muchísimas tiendas de ropa de toda la Ciudad, según una encuesta que realizó el Centro de Estudio, Investigación y Opinión Pública (CEIO) de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A raíz de este relevamiento, la Defensoría dedujo que “ la falta de talles en indumentaria está sumamente generalizada en la Ciudad, ya que se registraron faltantes de talles tanto en locales a la calle como en los principales centros comerciales porteños”.

Los faltantes se notaron en los talles más grandes, lo que genera frustración en el potencial cliente, y la no concreción de la venta para el comercio.

Para evitar que siga ocurriendo, el organismo encabezado por Alejandro Amor realizó una actuación de oficio, y reclamará en la Legislatura modificar la Ley 3330, más conocida como “ley de talles”.

Pese a que esa ley, sancionada en 2009, pretende “garantizar a los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires la existencia de un mínimo de ocho (8) talles correspondientes a las medidas corporales normalizadas en las Normas IRAM”, la encuesta confirma que los fabricantes siguen haciendo oídos sordos.

CONCLUSIONES DE LA ENCUESTA

  • El 78% de los 616 encuestados buscaba un talle más grande que el que le ofrecía el local. Y el 19% asegura que había un único talle para la opción que fue a comprar.
  • El 96% de las mujeres encuestadas buscaba –sin éxito- un talle más grande. Ese porcentaje se incrementa hasta el 98% para las mujeres de 15 y 25 años. Mientras que el 90% de los hombres padeció la misma situación.
  • La mitad de los encuestados tuvo problemas a la hora de adquirir pantalones, mientras que uno de cada cuatro señala que el inconveniente lo tuvo al momento de comprar remeras o camisas.
  • El 75% de los encuestados respondió que frente a la falta del talle en la prenda que buscaban, “se fue del negocio sin comprar nada”.
  • Asimismo, tres de cada cuatro encuestados asegura no haber realizado ningún reclamo o queja ante la faltante de talles.

Claudio Serrentino

 

A %d blogueros les gusta esto: