De Lago Escondido, a la represión en el Obelisco

El ministro de seguridad porteño, Marcelo D’alessandro, está directamente involucrado en el escandaloso tour de top influencers a Lago Escondido; también, en la repudiable represión en el Obelisco, luego del triunfo de la selección ante Croacia.

El viaje conjunto de jueces, fiscales, directores del grupo Clarín y funcionarios de Rodríguez Larreta, a un sitio emblemático -por la impunidad de su dueño- como Lago Escondido, es todo un símbolo.¡

¿Qué oscuros intereses los movieron a viajar juntos al sur? Esa pregunta no se puede responder mediante las imágenes que dejaron ver las grabaciones de las cámaras de seguridad, pero sí pueden sospecharse. 

Una pequeña muestra la dió uno de los integrantes del tour de top influencers: días después del viaje conjunto, el juez federal Pablo Cayssials falló a favor del grupo Clarín. Decidió eximirlo de una antigua multa que el Estado pretendía cobrarle por incumplimiento de servicios, según detalló el CELS. 

Por su parte, el ministro de Seguridad porteño Marcelo D’alessandro intentó victimizarse, en lugar de explicar qué hacía entre jueces, directivos del grupo mediático y otro funcionario del gobierno porteño. Denunció ante la justicia que le hackearon el celular. También se conocieron algunas de sus conversaciones con otro top influencer de la justicia, Daniel Angelici

Por supuesto, su jefe Horacio Rodríguez Larreta prefirió creer lo que le dijo su funcionario: «me dijo que se fue de vacaciones, no sé», respondió. Y nunca más habló sobre el tema.

El ministro porteño no es el único que se victimiza. El grupo mediático de habla hispana más grande de Latinoamérica, difunde a través de sus numerosos medios, su versión antojadiza de los hechos, a través de la cual denuncia un ataque «a los medios de comunicación». 

Hacia adentro de la coalición de Juntos por el Cambio, Margarita Stolbizer fue de las pocas voces que se escucharon públicamente, para pedir la renuncia de D’alessandro. 

Los legisladores oficialistas no piensan igual: decidieron suspender la última sesión del año en la Legislatura, dado que la oposición pretendía debatir el juicio político al ministro y a otro funcionario del gobierno de Larreta, que también viajó a Lago Escondido.

El panorama del ministro de Seguridad se complicó aún más, poco después del triunfo argentino ante Croacia.

El vallado colocado a metros del Obelisco por la Policía de la Ciudad (¿qué lugar protegían?), y la represión posterior, cuyas imágenes empezaron a replicarse durante los festejos, volvieron a poner en la mira al funcionario porteño.

Finalmente, ¿dejará su puesto el ministro? ¿Deberá explicar estas cuestiones ante la justicia?

¿O será convenientemente cubierto por sus compañeros de viaje…?

Claudio Serrentino

 

 

También te puede interesar