Qué contento se pondría Antonio…

En el atellier de Carlos Sarkis Kahayan, me crucé con mucha gente haciendo Arte. Me emocioné al conocer personalmente al gran artista, y me llevé una hermosa yapa: pude retratar el mural dedicado al querido Antonio Pujía, en el lugar donde fue creado. Aranguren al 4000, frente a la actual escuela de La Candelaria. Día de calor, madres y padres esperando que sus hijos salgan de la jornada escolar. Una vieja casona oficia de taller de Arte. Y ahí están, las mujeres que manifiestan sus sentimientos a través de la pintura y la escultura. Otro grupo está abocado a la tarea solidaria: tejen mantas para donar a quienes lo necesitan.

Leer más