Píparo, Donda y la política sin vergüenza

Los hechos protagonizados en los últimos días por Carolina Píparo y Victoria Donda, muestran cómo la casta política se supone impune. Ya lo dijo Discépolo: «en el mismo lodo, todos manoseaos». Y así está nuestra casta política, embarrada hasta la nariz, pero convenientemente alejada de los ciudadanos a los que usan, con el pretexto de «representar». Sí. Creo en la democracia, creo en las instituciones, creo en la política y creo en la justicia. Pero a los políticos, no les creo. Entonces, cuando ocurre un hecho como el de Carolina Píparo, me pongo inmediatamente del lado de los anónimos, que seguramente, llevarán las de perder, ya que no tienen influencias/amigotes

Leer más