MADRE TERESA DE CALCUTA. Enfrentar al dolor, con amor

Vivió la pobreza y el sufrimiento de modo radical. Fue una de las figuras más potentes del catolicismo del siglo XX, que la transformó en santa. Adoptó las posiciones más conservadoras de la Iglesia. Obtuvo recursos de personajes de dudosa moralidad. Creó su propia congregación, que cuenta con unos 4.500 miembros en 130 países. Una religiosa que despierta admiración y controversia. Debajo del velo blanco con ribetes azules, un rostro. Un rostro surcado por arrugas que atraviesan las mejillas, la nariz ancha y prominente, una hilera de dientes blancos que resumen una sonrisa. Un rostro que se convirtió en símbolo de compasión, amor y cuidado de los pobres más pobres

Leer más