A 10 días del ciber ataque, las páginas de la Legislatura siguen caídas

El 11 de Septiembre pasado, la página oficial de la Legislatura porteña sufrió un ciber ataque que afectó, incluso, a la conectividad dentro del palacio legislativo. A 10 días del hecho, el segundo poder de la democracia porteña todavía no logró recomponerse.

A través de redes sociales, la cuenta @Legislatura CABA informaba, el pasado 12 de Septiembre a las 19,53:

«Ayer la Legislatura sufrió un ataque informático que comprometió sistemas de funcionamiento interno, incluyendo la conectividad del edificio. Se adoptaron rápidamente las medidas necesarias para garantizar la continuidad del trabajo y no interrumpir la labor parlamentaria.
Mañana ya estará operativa la red de wi fi y se irán habilitando progresivamente el resto de los sistemas. Estamos trabajando con las áreas involucradas y con especialistas en la materia para restablecer la normalidad de todos los procesos lo antes posible.
Presentamos la denuncia pertinente a la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas para que se investigue el hecho».
 
Es decir, el ciber ataque fue de tal magnitud, que obligó a cortar el suministro de internet dentro del edificio legislativo.
 
El daño que provocó se constata al intentar ingresar a www.legislatura.gov.ar. Desde entonces, la página está «off line».
 
Lo mismo ocurre con el sitio que contiene los datos de todas las leyes, decretos y proyectos que ingresan a la Legislatura, www.cedom.gov.ar, fuente habitual de consulta sobre jurisprudencia para legisladores, sus asesores, abogados, Ong´s y cualquier ciudadano en general.
 
La Legislatura creó un comité de crisis que hizo un relevamiento de los daños, y definió los pasos a seguir para recuperar el funcionamiento normal. Lo primero que hicieron fue cortar el servicio de wi-fi dentro del edificio.
 
Pero ya pasaron 10 días, los sitios oficiales siguen caídos, y todavía no hay novedades sobre la denuncia presentada ante la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas. 
 
Según algunas versiones, el ciber ataque consistió en infiltrarse en servidores de la Legislatura, y encriptar la información allí guardada, para pedir dinero por su rescate. Aunque todavía nadie se comunicó para pedir rescate por la información robada,  «un ente estatal no puede pagar ante una extorsión», explicaron desde la Legislatura. 
 
El Ministerio Público Fiscal -de quien depende dicha Unidad- todavía no informó sobre los avances de la investigación. La Legislatura tampoco da certezas sobre cuándo podrá recomponer el sistema.
 
Claudio Serrentino
 
 

También te puede interesar