Científicos argentinos avanzan en la lucha contra el cáncer

Tres equipos del CONICET y Cáncer con Ciencia de Fundación SALES,  trabajan en torno a la inmunoterapia. Se logró la aprobación de Vaccimel, una vacuna terapéutica contra el melanoma. Además, se buscan nuevas terapias para el cáncer de mama. También se estudia el rol de una proteína y su relación con el cáncer.

Centrados en diferentes tipos de cáncer, pero teniendo a la inmunoterapia como protagonista, tres equipos de científicos del CONICET y Cáncer con Ciencia de Fundación SALES, vienen desarrollando trabajos para encontrar tratamientos innovadores para la cura del cáncer.

La inmunoterapia se centra en la activación del sistema inmunológico para que el organismo reaccione contra las células cancerosas y así erradique la enfermedad. Hoy representa el blanco terapéutico más prometedor contra el cáncer, según las principales publicaciones científicas.

Vacuna Terapéutica

Así, luego de décadas de investigación, el equipo liderado por el Dr. José Mordoh obtuvo la aprobación de la ANMAT para comenzar la última etapa del ensayo clínico.

Se espera que para fin de este año ya esté disponible para tratar el melanoma, el más grave cáncer de piel. Se trata de una vacuna terapéutica, cuyo nombre es VACCIMEL, que “demostró activar una fuerte respuesta inmune contra el melanoma”, dijo el Dr. Mordoh.

Y agregó “lo interesante del estudio es que también pudimos determinar que el tratamiento con VACCIMEL es compatible con los llamados ‘inhibidores de los puntos de control inmunológico’, un tipo de inmunoterapia que en los últimos años ha probado mejorar enormemente las perspectivas de estos pacientes. La combinación de ambos tratamientos es segura y potenciaría la respuesta inmune contra este agresivo tumor de la piel”.

En concreto, los resultados obtenidos son que los pacientes tratados con VACCIMEL recayeron a los 96 meses, mientras que el 50 por ciento de los pacientes tratados con interferón lo hicieron a los 13 meses. Otro punto a destacar de esta nueva vacuna terapéutica, es que inhibió la metástasis del tumor a otros órganos.

Proteína y cáncer

Otro equipo de investigación lo dirige el Dr. Gabriel Rabinovich en torno a Galectina-1, una proteína que se encuentra en un gran número de tumores -melanoma, cáncer de pulmón y cáncer de mama-, y es la responsable de evadir el ataque a la enfermedad a partir del propio sistema inmunológico.

Posteriormente, se observó que esta misma proteína se encuentra presente en diferentes tipos de cáncer como linfoma Hodgkin, neuroblastoma, cáncer de próstata y en algunas enfermedades autoinmunes, comportándose de manera disímil. Actualmente también se llegó a observar la incidencia de esta proteína en la obesidad.

El trabajo de estos años nos permitió llegar a diferentes resultados que nos abren nuevos caminos de investigación. Así, en el mediano plazo profundizaremos los estudios con la incorporación de nuevas herramientas para que el sistema inmune se active en enfermedades en las que su acción está reducida, tales como el cáncer y otras. Pero también queremos comenzar a producir anticuerpos monoclonales para bloquear las moléculas que inhiben al sistema inmune, para que se active y combata los tumores”, dijo el Dr. Rabinovich.

Otra mirada al cáncer de mama

El tercer equipo de investigación del CONICET y Sales está liderado por la Dra. Claudia Lanari, que estudia el comportamiento de la progesterona y su implicancia en algunos tipos de cáncer de mama.

Ella postuló por primera vez en el mundo que la progesterona podía producir cáncer de mama, cuando se creía que sólo la hormona estrógeno lo generaba. Su equipo investigó una nueva medicina, pues las terapéuticas habituales son antiestrógeno y no antiprogestágeno. De esta forma, las pacientes con este cáncer particular podrían ser tratadas.

Con el estudio clínico en marcha, el equipo se prepara para evaluar el efecto terapéutico de un antiprogestágeno sobre un grupo seleccionado de pacientes con cáncer de mama.

A lo cual la Dra. Lanari agrega “luego desarrollaremos métodos de diagnóstico que ayuden a elegir a las pacientes que respondan a este tratamiento y se pondrán a prueba los métodos desarrollados en los distintos modelos experimentales y en muestras de pacientes con cáncer de mama”.

Estas investigaciones, que se vienen desarrollando desde hace décadas, se financian con el aporte mensual de más de 145.000 pequeños donantes históricos, que hacen posible la adquisición de equipos y elementos de laboratorio de alto costo, imprescindibles para estas tareas científicas”, explicó el director ejecutivo de la Fundación Sales, Lic. Arturo Prins, quien la dirige desde su creación hace 46 años.

Para conocer más sobre los programas científicos y apoyarlos, ingresar a: https://cancerconciencia.org.ar/

Fuente y foto: Prensa Fundación Sales

 

También te puede interesar